20.5 C
Pereira
miércoles, julio 6, 2022

Jardines de Ónix

Es tendencia

- Advertisement -

Lucía Estrada

Johanna Carvajal, joven poeta de la ciudad, convoca en su libro Jardines de Ónix, la presencia de la diosa en sus diversos avatares míticos, como figura emblemática de la propia poesía según Robert Graves, pero también como genitora de la vida, como musa y fuente del canto, celebración del amor y la luz, así como de lo numinoso, de la fuerzas de la naturaleza, el misterio y la destrucción.

Es la suya una palabra de inspiración órfica, sin duda alguna, extraña un tanto a este tiempo y este territorio desacralizado que ha perdido toda conexión con lo sagrado, con la magia, con los secretos de la naturaleza que no obstante, aún reconoce en su vacío la ausencia de lo divino en tanto principio ordenador, origen y destino.

Siete instancias convocan en este libro la diversidad de sus nombres y rostros, sus naturalezas, sus atributos pero sobre todo, el poder inspirador que aún guardan en su seno: desde Athenea, Hécate o Perséfone, Artemisa y Afrodita en Grecia, hasta Oshun, Yemayá en África, o Toyotama Hime en Japón, Freyja, Ceridwen y Brigit entre los nordicós y celtas o las egipcias Isis y Hathor, las Hindúes Kali, Parvati, Sarasvati, hasta nuestras mexicas Xochiquetzal, Tonantzin, entre muchas otras. Todas ellas invocadas aquí a la manera hímnica como en cada cultura se las ha nombrado desde siempre.

En la voz de Johanna Carvajal estos textos exaltan entonces la esencia misma de la poesía como expresión de lo inmemorial, lo que permanece en nosotros como idealidad, como expresión última y conmovida de lo absoluto, que la presencia de las distintas divinidades aquí manifiestas, hace símbolo vivo y otra vez creador.

La autora
Johanna Carvajal nació en Medellín, Colombia en 1993. Es estudiante de Historia en la Universidad Pontificia Bolivariana y estudiante de Formación Musical con énfasis en saxofón, además se ha desempeñado como gestora cultural, redactora y editora ocasional. Algunos de sus poemas han sido publicados en varias revistas literarias, en distintos medios virtuales y en algunas antologías nacionales e internacionales. Ha participado en diversos eventos de poesía de carácter local, nacional e internacional. Ha sido traducida al árabe, vietnamita, francés, italiano y al inglés, y publicada en algunos medios en Vietnam, Egipto y España. Es autora de los poemarios Ensoñaciones Grises (2018) y Jardines de Ónix (2020).

 

 

 

 

 

 

 

BENZAITEN
La flauta se mezcló
con el acunar de los bosques,
la madera trajo hoy peces de bambú.
*
El ruido de los laúdes
despertó al animal,
a la fiera que dormitaba
dentro de la caverna…
Desde la oquedad
de la piedra,
la montaña floreció.

PERSÉFONE
El llanto entre ríos infinitos,
como ecos de extinción:
el hierro y su emoción
crean cadenas en mi pecho
llevándome así
al mundo subterráneo
de la pronta inmortalidad.

GULLVEIG
Luz eterna,
que aun
desde el grito,
no cae en el silencio…
Cada puñal
entre la carne furiosa
se convirtió en astro
que brilla desde lo ausente.

YEMAYÁ
El fluido
se hace mariposa
en los cristales
ruidosos
de los granos
de arena.
*
Bajo la lluvia
hierven
los cantos
de los corales
dibujando
las olas.

YEWÁ
Los ángeles
vigilan las puertas
cercanas
al origen,
coronan
con flores
a las palomas
que se envuelven
en velos de satín.

AFRODITA
De tu sexo nace el amor
y del mismo amor nace la vida
surges de las olas y sus espumas
las conchas del mar
descifran en mi oído
la voz de las perlas
dándome un llamado
desde unos labios
qué anuncian en su beso
el deseo
y la llegada de los vientos
para enardecer el fuego
del cuerpo vivo
que en las noches no puede apagarse.

RATI
Acoge en el crujir de los huesos
la desesperación hecha roca
la miel corre por los labios
y da el sabor de las hojas
en la lengua
al encontrarse fugitivamente
con la baba goteante…
no se desangra el querer
cuando la sal
toca las venas…
El cuerpo es herida eterna
que se acumula
en las grietas
de los azahares.

GANGA
Una joven es río
además de ser isla,
regresa a las orillas
para enajenarse de sí…
Se baña desnuda
entre lotos
esperando la tempestad…
Las aguas corren
con el abandono
ansiando ser naufragio.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -