18.7 C
Pereira
miércoles, abril 17, 2024

Incluir al PCCC en la lista de patrimonio mundial en peligro

Si la alerta está justificada y el problema es suficientemente grave, el Comité podrá considerar la posibilidad de incluir el sitio en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.

Luis Alberto Vargas Ballén

Solicitar al Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco que en su reunión 46° incluya al Paisaje Cultural Cafetero Colombiano en la Lista Mundial de Patrimonio en Peligro en virtud del artículo 11 de la Convención, debido al aumento del número de actos de destrucción intencional del patrimonio, a ver si de esta forma nos ayudan a conservar, hacer progresar y difundir el saber y velar por la conservación y protección del PCCC, los recursos naturales y la vida de los habitantes nativos. 

En el contexto del Día Mundial del Agua, se plantea esta solicitud a la Unesco, el PCCC puede hacer parte de la lista de Patrimonios en Peligro de Extinción, en la que se encuentran el Parque Nacional Everglades Estados Unidos de América (2010), la Reserva de la Biosfera Río Plátano Honduras (2011), las Fortificaciones en el lado caribeño de Panamá: Portobelo-San Lorenzo (2012), la Ciudad de Potosí Bolivia (2014) y recientemente las Islas y Áreas Protegidas del Golfo de California México (2019). 

Es obligación de los Estados Parte en la Convención informar al Comité lo antes posible sobre las amenazas a los sitios patrimoniales, los particulares, las organizaciones no gubernamentales y los grupos sociales también pueden llamar la atención sobre las amenazas existentes, como en este caso.  

Si la alerta está justificada y el problema es suficientemente grave, el Comité podrá considerar la posibilidad de incluir el sitio en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Lo hacemos por la grave crisis ética de valores y principios de nuestra sociedad, hemos terminado por agotar y casi destruir el patrimonio natural, pasados 14 años desde la declaratoria como Patrimonio Cultural de la Humanidad los atributos y determinantes del PCCC no se han armonizado con los instrumentos de Ordenamiento Territorial de los 51 municipios que lo conforman (21 dentro del POMCA -aprobado en 2008 y 2018- Cuenca del Río La Vieja), ninguna autoridad territorial desde 2011 se ha interesado en preservar el patrimonio y mucho menos respetarlo o protegerlo. 

 

El agua

La contaminación de las fuentes de agua ha alcanzado niveles críticos, transformando quebradas y ríos en basureros y entornos altamente contaminados. Es evidente la pérdida casi total de los atributos, más la disminución drástica de los cultivos de café, que ahora representan menos del 25% por la expansión a tierra arrasada y sin control de monocultivos como el aguacate Hass, las urbanizaciones campestres y los proyectos turísticos.   

Agencias paraestatales financiadas con presupuesto público promueven la extranjerización de la propiedad, miles de hectáreas están en poder de extranjeros “peligrosos” altamente cuestionados en sus propios países que invierten capitales “mágicos” que ninguna autoridad rastrea. 

Se suman gremios que promueven fuertes procesos de gentrificación que arrasan y agotan los recursos naturales, destruyen las áreas protegidas que pese a la Ley 2da de 19593 existen monocultivos en predios en la zona de reserva forestal central clasificados en categorías agrológicas VI, VII y VIII, contaminando el agua con agroquímicos y plaguicidas prohibidos desde el siglo pasado, exterminan la fauna silvestre, envenenan la avifauna, han matado millones de abejas y expulsado a miles de campesinos cafeteros tradicionales. 

En los pueblos desplazan a los emprendedores locales y promueven la urbanización de los suelos rurales y zonas suburbanas con altas densidades poblacionales que se abastecen de agua cruda sin tratamiento alguno, producen más RSU per cápita y no tratan sus aguas residuales ni los residuos que generan, además de generar bullicio, conflictos y trancones en nuestras ciudades y pueblos. 

Actos de destrucción

Estos fenómenos constituyen actos de destrucción intencional exacerbando la contaminación y la inseguridad; la llegada masiva de nuevos residentes y seudoturistas que no gestionan adecuadamente sus desechos contribuyendo así a un aumento significativo de los pasivos ambientales que amenazan la vida en la región PCCC. 

De 16 atributos del PCCC es evidente la dramática perdida de 11 de ellos, el área cultivada en café (dejo de ser predominante y dejará de sembrarse en menos de un lustro), en los campos se observa la acelerada demolición de las casas cafeteras, heldas, silos y beneficiaderos, depósitos y cuarteles.  Vemos ruinas y vestigios arquitectónicos de la otrora prospera cultura cafetera.  No existen los rieles del Ferrocarril de Caldas y mucho menos sus corredores férreos, todos invadidos por asentamientos subnormales. 

Para colmo de males los recursos públicos se malgastan en “cositas” sin prioridad sin criterios técnicos y sin importancia alguna, a la pérdida del estado de conciencia situacional de los gobernantes se suma la displicencia administrativa de servidores públicos, todo lo cual hace mucho más lamentable la situación en la región.  

 

El 25 de junio de 2011, el Estado colombiano logró la inclusión del Paisaje Cultural Cafetero Colombiano (PCCC) en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura), mecanismo que contribuye a la protección internacional del patrimonio cultural y natural, fomentando su respeto y valoración. Para ello, el Estado demostró que el PCCC posee un valor universal excepcional que se expresa en los siguientes valores:

  1. Esfuerzo humano, familiar, generacional e histórico para la producción de un café de excelente calidad en el marco de un desarrollo humano sostenible.
  2. Cultura cafetera para el mundo
  3. Capital social estratégico construido alrededor de una institucionalidad y
  4. Relación entre tradición y tecnología, para garantizar la calidad y sostenibilidad del producto.

El PCCC, está conformado por 411 veredas en 47 municipios del área principal y en su área de amortiguamiento por cuatro municipios y 447 de los departamentos de Caldas, Quindío, Risaralda y Valle del Cauca.

Según UNESCO, el Paisaje Cultural Cafetero (PCCC) posee valor universal excepcional porque es “un ejemplo sobresaliete del hábitat o establecimiento humano tradicional o del uso de la tierra que es representativo de una cultura y que se ha vuelto vulnerable por cambios irreversibles”, así mismo “está directa o materialmente asociado a ideas, creencias o tradiciones vivas que poseen un valor universal excepcional”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -