23.4 C
Pereira
viernes, julio 1, 2022

Extraterrestre. La humanidad ante el primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra del catedrático de Astrofísica de Harvard AVI LOEB.

Es tendencia

El eje roto del alma

Todas las lágrimas

- Advertisement -

Un viaje fascinante a los límites de la ciencia y de la imaginación. Avi Loeb, catedrático de Astrofísica de Harvard, afirma haber hallado por primera vez la evidencia de vida extraterrestre inteligente. En octubre de 2017, científicos del observatorio Haleakala, en Hawái, detectaron un objeto interestelar en movimiento próximo a la Tierra. Primero fue catalogado como cometa y finalmente como asteroide, si bien su forma y su comportamiento diferían del resto de los cometas y asteroides de nuestro sistema solar. Cuanto más lo observaban los científicos, más extraño les parecía. Cuando el profesor Loeb sugirió que ese objeto, al que llamaron Oumuamua, era la primera evidencia de vida y tecnología extraterrestre en el espacio, se desató el que probablemente sea el debate científico más relevante en décadas. En este libro, Loeb presenta por primera vez su teoría al gran público y describe las profundas implicaciones que tiene para la ciencia, la religión y el futuro de nuestra especie y nuestro planeta. Un viaje fascinante por el universo desde los orígenes del tiempo, del espacio y de la vida que nos invita a desafiar los límites de nuestra imaginación y a esperar lo inesperado.

EL LIBRO

Un extraño objeto cruza nuestro espacio.

“El grueso de los indicios con los que lidia este libro se recabaron durante once días, a partir del 19 de octubre de 2017. Ese fue el plazo que tuvimos para observar el primer visitante interestelar conocido (…) este visitante, comparado con los demás objetos que han estudiado alguna vez los astrónomos, era muy extraño”. El 19 de octubre de 2017, el telescopio Pan-STARRS de Hawái detectó el paso de un objeto interestelar por nuestro sistema solar. Mucho antes de ser detectado, procedía desde la dirección de Vega, una estrella a solo veinticinco años luz de la Tierra. Los astrónomos no pudieron vislumbrarlo hasta que este dejó atrás nuestro planeta. Entonces fue bautizado por la comunidad científica como Oumuamua, un nombre hawaiano que refleja la ubicación del telescopio que descubrió el objeto, y que significa: “explorador”. ¿Fue Oumuamua un explorador, y tan solo el primero de muchos otros en llegar?

EL AUTOR:

Avi Loeb es catedrático de Astronomía de la Universidad de Harvard, fundador y director de la Black Hole Initiative de Harvard y director del Instituto de Teoría y Computación del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica. Forma parte del consejo asesor del Starshot Project, es director de Ciencia de la Breakthrough Prize Foundation y miembro de la Academia de Física y Astronomía. Es miembro de la American Academics of Arts & Science, la American Physical Society y la International Academy of Astronautics. Ha publicado cuatro libros académicos y 700 publicaciones científicas sobre el nacimiento de las estrellas, los agujeros negros, el futuro del universo y la búsqueda de vida extraterrestre. En 2012, la revista Time lo seleccionó como una de las personas más influyentes sobre el espacio.

Artículo anteriorClase media indignada
Artículo siguienteTiene razón la Policía

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -