21.4 C
Pereira
jueves, marzo 23, 2023

El Machín, a diario nos advierte del riesgo

Si bien a Pereira no llegaría ni la gruesa capa de ceniza y la arrasadora lava, para este territorio el riesgo es la emergencia humanitaria

En la cordillera Central colombiana existe un sistema de 12 volcanes, el más conocido, el volcán Nevado del Ruiz no solo por su belleza natural y su importancia en el turismo, también por la tragedia causada en 1985 cuando una avalancha debido al derretimiento de la nieve acabó con el municipio de Armero y dejó más de 25 mil víctimas. Pero ¿qué tanto sabe el país del volcán El Machín?

El volcán Machín está ubicado entre los departamentos del Quindío y el Tolima, corregimiento de Toche, se trata de una montaña mediana a 2750 metros sobre el nivel del mar, con un cráter de aproximadamente 2.4 kilómetros sobre el cual están ubicadas 8 fincas donde se desarrollan actividades de agricultura y ganadería.

Muchos se preguntarán ¿cómo así, alguien vive sobre el volcán? En efecto. Lo primero que hay que saber de este accidente montañoso es que su estructura es completamente diferente al imaginario que tenemos de los volcanes de gran altura, con un hoyo en la punta por la cual sale una fumarola, como normalmente se puede apreciar el Nevado del Ruiz.

Este es un volcán denominado el más peligroso de Colombia, pasa inadvertido, parece una simple montaña y la única actividad percibida es la presencia de 3 fumarolas pequeñas que expelen una especie de vapor.

Desde un principio el volcán fue catalogado como un volcán-somma o pliniano que es el nombre técnico que se da a los volcanes explosivos, precisamente los de mayor peligrosidad por la dimensión y características de sus erupciones. De este mismo tipo han sido el Krakatoa, el Bezymianny, el Vesubio, o el Mont Saint Helen.

Lo que se conoce del Machín

Si bien la existencia de este volcán está registrado desde siempre, su peligrosidad ha sido ignorada. En el año 2000 la Fundación Ecológica Cosmos de Calarcá, Quindío a la cabeza de su director, Néstor Jaime Ocampo se dio a la tarea de estudiar y difundir la existencia de del volcán y los efectos de llegar a ocurrir una erupción, lo que en ciertos organismos no ha sido bien recibido, debido a que consideran que se puede generar pánico y esto tendría efectos económicos.

La filosofía de la Fundación y Ocampo es que la ciudadanía debe conocer la información para que tengan elementos al momento de decidir dónde establecer y formular los planes y futuro; de igual forma, los dirigentes a la hora de planear las inversiones estatales en cuanto a infraestructura.

Según Ocampo, los registros geológicos indican que el Machín ha hecho erupción en seis oportunidades, la última hace alrededor de 850 años y desde el 2008 fue declarado un volcán en actividad, el Sistema Vulcanológico Colombiano lo pasó de alerta verde a amarilla teniendo en cuenta su actividad.

“Se ha caracterizado por producir columnas eruptivas de varias decenas de kilómetros de altura que depositaron capas de ceniza de varias decenas de centímetros en zonas como Armenia, flujos piroclásticos de centenares de metros de espesor que rellenaron los valles de los ríos que drenan el volcán y flujos de lodo volcánico (también llamados ‘lahares’) que alcanzaron a llegar hasta el río Magdalena formando enormes abanicos aluviales en las zonas de Chicoral, Espinal, Guamo y Saldaña”, expresó Ocampo.

Agregó que otras manifestaciones de la actividad volcánica son: la presencia de fumarolas, microsismisidad permanente, aguas termales dentro y en las cercanías del cráter y mayor presencia de gas Radón en el sector.

El registro de anteriores erupciones indica que siempre han sido explosivas, muy fuertes, y han cubierto de material un territorio amplio en los departamentos de Tolima, Quindío, Risaralda, Valle del Cauca y Cundinamarca.

Por ser un volcán activo es claro para los especialistas que este en cualquier momento podría hacer erupción; aunque con exactitud no se sabe la fecha, el monitoreo a su comportamiento podría evitar la pérdida de vidas al realizar una evacuación. La única certeza es que en algún momento este fenómeno natural ocurrirá.

¿Qué pasaría si explota el volcán?

Néstor Ocampo, en cada una de sus conferencias y capacitaciones es explícito en los posibles efectos de la erupción del cerro El Machín, tanto en el campo físico como social.

  1. Afectados directos

Se estima que cerca de un millón de personas serían afectadas de forma directa, en caso de erupción la lava, sustancias químicas y gases cubrirían extensas áreas de los departamentos de Tolima, Quindío, Valle del Cauca y Cundinamarca. Ingeominas cuenta con el mapa de amenaza volcánica que así lo comprueba. Se estima que los municipios de Cajamarca y el corregimiento de Toche quedarían cubiertos por completo de lava.

2. Cómo atender la emergencia

Los afectados deben evacuar el área de forma inmediata y esto se extendería por meses, años, lustros, décadas o definitivamente.

Según Néstor Ocampo esto plantea una serie de interrogantes: ¿Cómo evacuarlas? ¿Dónde reubicarlas? ¿Cómo atender las necesidades básicas de quienes deben permanecer fuera del territorio transitoriamente? ¿Cómo resolver la situación de quienes deban evacuar definitivamente?. El problema se extiende a las ciudades y pueblos vecinos al área afectada, pues allí podrían llegar de manera repentina hasta decenas de miles de damnificados; el desastre se trasladaría a sus calles.

3. Colapsa la Línea

El estudio indica que en caso de una erupción, el paso por La Línea quedaría interrumpido por un prolongado tiempo o incluso de forma permanente, las inversiones hechas allí se perderían. Vale la pena tener en cuenta que La Línea es la única vía que comunica al centro con el Valle del Cauca, y por allí hacia el sur. Comunica a Bogotá con el puerto de Buenaventura, y por allí circula aproximadamente el 42 por ciento de la economía internacional de Colombia. 

4. Menos alimentos

Perderíamos tres importantes despensas agrícolas: Cajamarca (hortalizas), Quindío (café, plátano y cítricos) y los planes del Tolima, donde se encuentra el Distrito de Riego de Coello y Cucuana (arroz, sorgo, millo, maíz, etcétera), por ende se vería afectado el empleo. En conclusión, se vería afectada toda la economía del país.

Prevención

Según Ocampo, el volcán a va explotar tarde o temprano y el país ya está en mora de tomar las decisiones para evitar una afectación grave; sin embargo, el conocimiento de lo que puede ocurrir sí puede evitar que el problema sea mayor y se pueden realizar algunas acciones como controlar la densidad poblacional en la zona de riesgo, planear las obras nacionales y el país incluir la emergencia en los planes de gestión del riesgo.

No lo creen

Agrega el director de la Fundación Cosmos que tal vez lo más grave de la realidad de Machín es que las personas responsables de la gestión del riesgo a lo largo de los años han minimizado la problemática, incluso niegan lo que la ciencia confirma, generando en la ciudadanía una tranquilidad que a la larga podría ser contraproducente.

-El Machín

* Está ubicado a 28 kilómetros de Calarcá,  32 kilómetros de Armenia, a 6 kilómetros y medio de Cajamarca, a 17 y medio kilómetros de Ibagué; de Pereira estaría más o menos a 40 kilómetros.

* Es un volcán explosivo o de los que técnicamente se denominan Pliniano o ultra pliniano, lo peor entre los volcanes según la potencia de la magnitud de sus erupciones, los volcanes se califican de uno a ocho, el Machín está entre seis y siete.

* La avalancha que tapó a Armero fue aproximadamente la décima parte de un kilómetro cúbico de pantano, este volcán ha hecho erupciones de 20.1 kilómetros cúbicos, eso es 200 veces lo que tapó a Armero.

* La lava se derrumbaría en parte sobre el río Toche que se represaría y esa lava a altísimas temperaturas entre 800 y 1000 grados, la ceniza volcánica y otras sustancias, bajarían por los cañones a entre 150 y 200  kilómetros por hora calcinando lo que coja un poco más adelante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -

Te puede interesar

- publicidad -