21.4 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

El de los quijotes

Germán Loaiza

Llevo más de treinta años untado de arte. Fui gran amigo del artista Antonio Valencia y hasta tuve la oportunidad de acompañarlo por un tiempo por algunas importantes ciudades de Europa y le conocí muchos admiradores de su extraordinaria obra. Le ví haciendo extraordinarias obras en mi ciudad, Armenia, donde vivió mucha parte de su vida y, además, tuve el orgullo y el placer de verle trabajar en esos monumentales murales que embellecen sitios emblemáticos de la hermosa capital de mi Quindío del alma.

Poseo gran amistad con Duván López, ese extraordinario artista que nos ha llevado de muy buena manera a ser tenidos en cuenta en el arte internacional desde allí, desde esa Barcelona que lo ha visto crecer como artista nuestro y que ya goza de gran prestigio mundial y de Abiézer Agudelo, a quien he representado en muchas oportunidades, toda vez que con él, hemos abierto mercados significativos del arte en nuestra Colombia querida, ahora mal tratada por ese gobernante que debería dedicarse a hacer programas de televisión o a jugar fútbol o a cantar con Maluma, en lugar de gobernar un país que merece mejor suerte. Y así como con éstos, puedo decir que conozco de muy buena manera, otros grandes artistas de mi tierra, que han dejado muy en alto a nuestro departamento del Quindío.

Pero ahora le quiero dedicar unas líneas al Maestro Víctor Mendoza, este artista que, a decir verdad, me ha deslumbrado desde hace muchos años, pues es un creador que sobresale en nuestra región cafetera, toda vez que ha demostrado poseer un estilo muy único, muy original, difícil de imitar y/o copiar, aunque muchos lo han intentado. Muchos lo conocen sólo por sus hermosos Quijotes, pero, a decir verdad, son infinitas esas mágicas obras pictóricas que hoy por hoy, dan luz, vida, brillo y encanto, a muchas casas de habitación, no solo del Eje Cafetero, sino de todo el territorio nacional.

Destaco sus paisajes, sus bodegones súper originales, representados en unas cocinas muy singulares, sus indios motilones, niños, mujeres y hombres selváticos perfectos y cálidos, sus barracudas, sus brillantes percepciones abstractas, sus ciudades, sus animales de todo tipo y clase y obvio, esos Quijotes con los cuales se ha dado a conocer en muchas bibliotecas y estudios privados de nuestra grande Colombia.

Celebro su obra, admiro su trabajo y lo recomiendo a los coleccionistas. 

 

Artículo anteriorFelicitaciones
Artículo siguienteNegociación y apoyo a la juventud

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

ExpoU 2022 derriba fronteras

La modificó para mayor letalidad

¡Los que no se van!

- Advertisement -