El arte de enamorar, no puede agredir…

John Jairo Posada Castaño Especial para EL DIARIO En Pereira nuestras mujeres con frecuencia se ven obligadas a cambiar de anden cuando transitan por una de sus principales calles para evadir vulgaridades a diestra y siniestra, inclusive a veces deben variar hasta su forma libre de vestir, porque son atropelladas por el vocabulario soez e…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.

Compartir