Los sacerdotes que se nos fueron

Rubén Darío Franco Narváez

«Hay que despertar la palabra, porque cada palabra tiene dentro de sí una chispa de vida y este es el primer deber del comunicador”: Papa Francisco.

Con solo cuatro meses de posesionada la “Academia de Historia Eclesiástica de Pereira Monseñor Baltasar Álvarez Restrepo”, presentó su primer libro el 28 de noviembre 2019 en la Sala Mayor de la Diócesis de Pereira.

“Semblanzas: sacerdotes de la Diócesis de Pereira” es un merecido homenaje a 55 religiosos que ya partieron al encuentro con el Señor. Minibiografías plasmadas en 172 páginas. La carátula es el registro gráfico de la inauguración del Seminario Menor de Pereira, con estudiantes y formadores, acompañados de Monseñor Baltasar Álvarez Restrepo.

En la primera pestaña de la carátula, el Obispo de Pereira, escribió: “…Este libro es una pequeña, pero muy significativa, cuota en el pago de la gran deuda que la Diócesis de Pereira, todos los habitantes de esta Iglesia particular tienen con innumerables sacerdotes, diocesanos y religiosos hombres de Dios, que gastaron sus energías dedicados exclusivamente a propender a la luz de los valores humanos y cristianos, por la construcción de una comunidad fraterna  y por el desarrollo integral de la región”.

“Ellos fueron motivadores del bien, gestores de cultura, adalides de la justicia y la verdad, y verdaderos constructores de nuestra historia. ¡A ellos les debemos mucho! ¡A ellos nuestro elogio y el recuerdo agradecido!”.

La segunda pestaña, refiere: “Mediante el Decreto 2046 del 7 de mayo 2019, expedido por el Obispo de Pereira, Monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez, fue creada la Academia de Historia Eclesiástica de Pereira Monseñor Baltasar Álvarez Restrepo…”

Las semblanzas

El presidente de la Academia, Padre Aníbal Hurtado Hurtado, hizo 9 semblanzas de las cuales menciono la página 17 sobre Monseñor Baltasar Álvarez Restrepo: “…El 17 de diciembre de 1952, nombrado por el Papa Pío XII Obispo de la recién creada Diócesis de Pereira” y remata con una anécdota: “Murió el 26 de marzo de 1988, el mismo día que fue consagrado como Obispo Monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez…”.

El vicepresidente, Padre Nelson Giraldo Mejía, de sus 5 semblanzas, destaco la dedicada al fundador de Pereira Presbítero Remigio Antonio Cañarte y Figueroa, en la página 11: “…Llegó a Pereira a los 73 años de edad. Las gentes le llamaban el “tullido” por su dificultad al caminar. El Cabildo de Pereira, por Medio del Acuerdo nro. 13 del 19 de diciembre de 1878, firmado por el presidente Baltasar Gutiérrez y el secretario vocal Elías Recio, con el considerando nro. 3 señala: “La fundación de este lugar  se debe exclusivamente a tan eminente sacerdote y que su muerte ha sido y es generalmente sentida por todos los vecinos de la Villa”.

El Secretario, Padre Hernando Zuluaga Suárez, de sus 8 semblanzas relievo la página 35 sobre el fundador de la Universidad Católica de Pereira: Monseñor Francisco Nel Jiménez Gómez: “…Cumplidos sus 80 años y padeciendo una enfermedad letal, acostumbraba afirmar: “Vivo esta experiencia de la enfermedad y de cercanía a la muerte: iluminado por lo que siempre prediqué y predicamos: que al final del camino nos está esperando el Señor”. Murió en Pereira el 30 de mayo del 2016.

El Tesorero, Padre Juan Manuel Vargas Morales, de sus 16 semblanzas, bebí su página 103 sobre el  Presbítero Ignacio Montoya Vélez: “…Murió a los 94 años de edad el 12 de noviembre del 2008, conocido por los feligreses como el “Padre Montoyita…”.

El Director de Comunicaciones, Padre Behitman Alberto Céspedes de los Ríos, de sus 7 semblanzas, destaco la página 31, sobre Monseñor Carlos Arturo Isaza Botero que murió el 25 de julio 2011: “…curiosamente coincidimos  en la fecha de Ordenación Sacerdotal, el 22 de noviembre de 1959, de manos de Monseñor Baltasar Álvarez Restrepo, Obispo de Pereira, aunque nos llevábamos un año de diferencia, me alcanzó en los estudios, ya que los claretianos teníamos 5 años de Teología, mientras el clero diocesano solo cuatro…”.

Del Padre Gilberto Hernández Nieto, de sus 8 semblanzas relievo la página 85 sobre el Presbítero Fabio Zuluaga Osorio: “…Era un gran cantante… Fue un hombre muy espiritual, de buen humor, en los momentos en que se le ocurría; sufrió grandes y fuertes depresiones, pero su espíritu de Orador lo hacía sobresalir en la Diócesis… Murió en su ciudad natal Apía el 19 de julio del 2014…”.

Del Padre Hugo Cardona Salazar, de sus dos semblanzas, destaco la página 21 sobre el Cardenal Darío Castrillón Hoyos: “…Desde que entré al Seminario siempre escuché voces acerca de su Eminencia, el Señor Darío Castrillón Hoyos, y todas esas palabras o esas voces  que escuchaba, casi siempre concluían diciendo: “Este es un profeta”… Falleció el 17 de mayo del 2018 en Roma. Sus restos reposan en la Basílica Metropolitana de Medellín…”.