La simetría colórica de Alfonso Pérez Castro

Es un extraordinario ser humano que se recupera de una larga enfermedad, en su aposento céntrico de Pereira.

Nada lo perturba. Ni el viento que se asoma a las ventanas o un pedazo de poema de Wihtman.

Arquitecto de la Nacional y estudiante de Bellas Artes de la querida UTP.

A todo le mezcló el paso de montañista consumado y devorador de naturaleza al recorrer el territorio de Los Nevados.

Le queda tiempo para llevar una simetría llena, cálida, de colores que impactan.

Su portento profesional lo ha llevado a diseñar grandes obras en la region.

Tiempo del iris

En esta pandemia, los rayos de luz golpean la ventana. Surcan el brillo de los ojos en medio de la oscuridad.

Pero en él hay luz, energía vital.

Hoy, después de sufrir un derrame cerebral del que se recupera, dibuja platillos voladores, figuras continuas con una simetría que inundan el espacio y que la servido para recuperar sus capacidades creativas y artísticas.

Este es Alfonso Pérez Castro. Arquitecto, artista, soñador y escalador de sueños. Una ráfaga de colores entra suave…