Fernell Ocampo Múnera, el maestro

Jorge Eliécer Zapata Bonilla

Una región o un país lo definen su geografía, sus productos básicos y desde luego sus gentes, los que construyen patria, los que dan personalidad por su capacidad creativa, porque representan los sueños de los pobladores, los que edifican identidad, por eso dejar constancia de los prohombres de un pueblo o de una comarca ayuda a definir  y a que los habitantes se sientan orgullosos de sus ancestros y de su terruño, pues elevan la dignidad del conglomerado y permiten que las generaciones nuevas sueñen y se esfuercen por un país mejor.

 

Acaba de entrar en circulación el libro titulado Fernell Ocampo Múnera Toda una vida en la cultura y el civismo escrito por Roberto Aguirre Londoño director de cultura del municipio de Viterbo en el paradisíaco valle del Risaralda. La obra es un recorrido por las ejecutorias del educador que le da el nombre al texto, un ser polifacético, pues sus días los ha trasegado por la música, el investigación histórica, la pintura y desde luego, la cátedra.

 

El libro trabaja la presencia permanente de un estudioso y un creador que ha dejado constancia para los presentes y futuros grupos humanos  de todo lo que se puede hacer recuperando el pasado, creando expresiones musicales o recuperando las creadas por otros y en peligro de caer en el olvido, trayendo para los grupos humanos de hoy, el esfuerzo y el ejercicio de otros que aportaron lo suyo dándole forma a la identidad regional y nacional, haciendo perdurar en el tiempo el trabajo creativo de inteligencias que sembraron con su disciplina y su labor lo mejor de una generación: el grupo musical Los Celestes de grata recordación en el ambiente musical colombiano es una muestra de recuperación musical, de creación de muchísimos temas  y de inclusión de voces nuevas en el pentagrama nacional es el máximo ejemplo en este caso.

 

En la investigación histórica del profesor Fernell Ocampo Múnera, obras como Mistrató cuna de una cultura, Colegio Nazario Restrepo, Viterbo nueva propuesta turística, Conozcamos al Risaralda, Cien años de Viterbo, 1911-2011, Vida oculta del Caballero Gaucho, Las Canciones cuentan  cosas, entre veinte títulos, dicen de un hombre dedicado por completo al trabajo intelectual, lo que le ha abierto el camino para hacer parte de la Academia Caldense de Historia y del Ateneo de historia del Valle del Risaralda como de otras instituciones culturales que reconocen al músico y al compositor, al investigador, al poeta y al pintor, ´pues su trabajo en el campo de los colores si no es tan conocido como el musical y el investigativo muestra series como la del viacrucis del templo de la Inmaculada de Viterbo, bellamente elaborado, o las de bodegones y de masetas que permiten conocer la maestría del artista en aspectos como el del dominio de la figura humana y la delicadeza en la distribución del color cuando dibuja y pinta elementos de la vida rural.

 

Roberto Aguirre Londoño con esta obra permite a los caldenses y de manera particular a los viterbeños  acercarse a la vida y la obra de un hombre íntegro en todos los sentidos, a un artista, a un Maestro en más amplio significa do del término, a un hombre múltiple que identifica la caldensidad.  Sobra deternerse en cada uno de los aspectos de la producción múltiple de Fernel Ocampo, pues suficiente  su sola presencia humana para encontrarse con un hombre cálido, sabio y bueno, ejemplo para todas las generaciones que educó.

 

AGUIRRE LONDOÑO, Roberto. Fernell Ocampo Múnero toda una vida en la cultura y el civismo. Editorial Manigraf. Manizales, 2019. Pp.130