Crema de calabaza y zanahoria

Las cremas son una magnífica opción para incorporar verduras y hortalizas en nuestro menú, y aunque para algunos resultan un poco aburridas, la textura sedosa que le aporta la calabaza amarilla y su dulzor característico, hace que esta crema guste a casi todo el mundo.

Ingredientes para 4 personas

Aceite de oliva virgen extra 15 g

Cebolleta 200 g

Dientes de ajo 1

Guindilla pizca

Comino molido 5 g

Eneldo seco 5 g

Calabaza 600 g

Papas 150 g

Zanahoria 100 g

Caldo de verduras 600 ml

Yogur griego

Pipas de calabaza

Cilantro fresco

Sal

Pimienta negra molida

Preparación 40 minutos

– En una cazuela de fondo grueso calentaremos el aceite de oliva y le añadiremos la cebolleta picada, el diente de ajo picado y la guindilla. Sofreímos dos minutos. Añadimos entonces el comino y el cilantro machacados en un mortero, y dejamos cocinar otros dos minutos más.

– Cocinamos hasta que la cebolleta esté blanda, entonces añadimos la calabaza en dados, la patata también picada y la zanahoria en rodajas. Sofreímos durante cinco minutos y agregamos el caldo vegetal, dejando cocinar todo durante 25 minutos o hasta que las verduras estén blandas. Salpimentamos.

– Pasamos la mezcla al vaso de una batidora o a un robot de cocina y trituramos todo bien hasta que no queden tropezones.

– Para servir la crema, tostamos ligeramente las semillas de calabaza en una sartén durante dos minutos. Reservamos. Repartimos la crema en cuatro boles, y le hacemos en la superficie una espiral a cada ración con una cucharadita de yogur griego, colocamos unas semillas de calabaza y espolvoreamos con un poco de cilantro fresco. Servimos rápidamente.