Ciudades contra el cambio climático

Las ciudades son un lugar de convivencia, de diversidad cultural, de innovación…, pero también una de las grandes fuentes de contaminación. De hecho, son responsables de más del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel global.

Del otro lado está este dato: si se consigue el compromiso de los organismos públicos, de la inversión privada y de la voluntad ciudadana, las ciudades tienen el potencial de lograr entre el 90% y el 100% de la reducción de emisiones contaminantes necesaria para 2030 y de implementar gran parte de las infraestructuras que hacen falta para conseguir la neutralidad en carbono para 2050.

Muchos gobiernos se han dado cuenta de que, si quieren cumplir con sus planes en la lucha contra el cambio climático, necesitan obligatoriamente del compromiso de sus instituciones locales en la eliminación del uso de combustibles fósiles. Es más, están siendo las ciudades, y no los gobiernos nacionales, las que más enérgicamente están promoviendo iniciativas contra la emergencia climática.

El ejemplo más visible es el grupo C40, una red que reúne a algunas de las grandes metrópolis del mundo con el objetivo de liderar con medidas climáticas el camino hacia un futuro más saludable y sostenible.

El grupo de Liderazgo Climático, popularmente conocido como el C40, está formado por un grupo de ciudades que han decidido unir sus esfuerzos para reducir las emisiones responsables del calentamiento global a la atmósfera y adaptarse al cambio climático.

En 2006, la red contaba con 40 municipios. Hoy el grupo está formado por 96 ciudades, donde viven uno de cada doce habitantes del mundo. De ellas, 25 ciudades ya tienen como objetivo ser neutrales en carbono antes de 2050.