Los incendios que desde septiembre azotan a Australia han emitido unas 349 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera hasta el momento, según datos la plataforma Periodistas por el Planeta cifra en 532 millones de toneladas las emisiones anuales totales vertidas por el país en 2018.

00

En el Estado oceánico ya se ha calcinado “más superficie que en la pasada temporada de incendios en la Amazonía”, según datos preliminares que “deberán ser revisados al alza porque se va a quemar más”, ha explicado el profesor de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Fernando Valladares. Además, el balance de carbono arrojado por ahora a la atmósfera terrestre resulta “escalofriante y de récord”, ha apuntado Valladares, quien recalca que “todavía hay que ajustarlo”. La extensión de los fuegos “llama la atención”, pues las cenizas y manchas de aerosoles han cruzado el Pacífico hasta llegar a Chile y Argentina”, y “dentro de poco alcanzarán la atmósfera global planetaria”.