De pico y pala

El padre Luis Fernando Clavijo, párroco de Marsella, no tuvo reparo en arriesgar su blanca sotana para meterse al barro y ayudar a remover parte del alud que tapona el tráfico hacia Pereira, la capital. Ello ocurrió el lunes pasado durante una manifestación que en el sitio La Porcelana realizó la gente de Marsella. Esta…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.

Compartir