19.4 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

Cultivos hidropónicos garantizarían la seguridad alimentaria

Agencia de Noticias UN

Así lo afirma el ingeniero agrónomo Hansel Benavides, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) y experto en hidroponía, quien desde hace más de 5 años decidió apostarle a los cultivos hidropónicos más que a los convencionales (en suelo).

“Estamos muy atrasados en implementar nuevas tendencias y técnicas de cultivo en la agricultura; es necesario abrir espacios para trabajar nuevas alternativas más sostenibles con el medioambiente y que permitan producir mayor cantidad de alimentos”, advierte.

La hidroponía es una forma de cultivo de especies vegetales en agua que se hace mediante una solución de nutrientes líquida, a través de la cual las plantas obtienen sus requerimientos hídricos y nutricionales, usando sistemas de recirculación e irrigación.

En Colombia, aunque a partir del 2000 se empezó a implementar este tipo de cultivo su expansión ha sido relativamente lenta en comparación con otros países, debido en especial a la falta de conocimiento e investigación en el tema y por los altos costos de implementación inicial.

Los cultivos hidropónicos poseen grandes ventajas sobre aquellos en suelo, una de las principales es el ahorro de hasta el 50 % de agua en la producción de alimentos. Lo anterior es muy importante teniendo en cuenta las limitaciones del recurso hídrico que se presentan en todo el mundo.

El estudio nacional del agua, elaborado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) y el Ministerio de Ambiente, identificó que uno de los sectores con mayor probabilidad de tener alto incremento del consumo del agua para el 2022 sería el agrícola, con un aumento del 135,8 %.

El experto señala que “los alimentos producidos a través de la hidroponía son productos de alta calidad e inocuidad por ser aislados del suelo, lo cual reduce la incidencia de plagas y enfermedades, y por ende se reduce el uso de pesticidas en el ciclo de cultivo”.

Agrega que “en las grandes ciudades los cultivos hidropónicos se adecuan al ritmo de vida de las personas, pues son sistemas autónomos con riego automatizado que requieren cuidados mínimos y se pueden plantar en balcones, terrazas y solares”.

En la estación experimental de hidroponía –un espacio de los invernaderos de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL– se implementó esta forma de cultivo. Allí se ha sembrado apio, espinaca, lechuga gourmet, col y brócoli, que son cultivos de ciclos cortos, e incluso uchuva, tomate, arándanos y algunos cultivos de ciclo largo.

Sobre la técnica de la hidroponía, el magíster concluye que “existen muchas ventajas de cultivar en agua: mejor calidad e inocuidad de los productos, reducción en tiempo de los ciclos de producción y ahorro de hasta el 50 % de agua en comparación con un sistema de producción convencional, entre otras”.

El próximo 5 de agosto la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNAL realizará una nueva versión del curso “Implementación y manejo de cultivos hidropónicos”, en el cual se presentarán los aspectos fundamentales de la hidroponía y perspectivas como alternativa de producción limpia y sostenible, además de realizar un recorrido por la estación experimental de hidroponía.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -