“A los pereiranos nos gusta encontrarnos y nos gusta conversar, debatir… esta es una excelente oportunidad”

Carlos Andrés Arboleda

La séptima versión de la Feria del Libro del Eje Cafetero Paisaje Café y Libro, contó con invitados nacionales y regionales que abordaron temas diversos; desde la literatura hasta el “estallido social”, pasando por la depresión, la producción radial, la fotografía, la política, las nuevas plataformas digitales, el liderazgo, el rol de las bibliotecas, entre otros. Las Artes realizó un cubrimiento especial de este evento que se desarolla en Expofuturo y que hoy con total éxito baja el telón hasta el próximo año.

Lisandro López Martínez, comunicador social, magister en comunicación y en historia, gestor cultural de la Cámara de Comercio de Pereira, responsable precisamente de la Feria del Libro 2021, nos contó la importancias de esta apuesta para la ciudad en el cual se vio el total compromiso del presidente Jorge Ramírez, apostándole a la presencialidad, garantizando otra vez el encuentro, la sintonía con las emociones, con la conversación cotidiana y con la empatía, todo lo que se logra con la presencialidad en todos los aspectos de la vida. Después de una pandemia tan dura, de un proceso emocional de enorme incertidumbre, cumplir con esta Feria es reafirmar una mirada positiva sobre la vida, la reactivación económica, comunicacional y ciudadana. “A los pereinanos nos gusta encontrarnos y nos gusta conversar, debatir y esta es una excelente oportunidad”, dijo Lisandro.

 

 

 

 

 

 

CONSTRUIR PENSAMIENTO

La Feria del Libro del Eje Cafetero tuvo como finalidad empezar la construcción de pensamiento alrededor de la importancia del libro, qué es el libro para la sociedad, qué es el pensamiento a partir de los libros y cómo esas posibilidades de crear pensamientos genera la posibilidad de lenguajes argumentativos reconciliadores y que aprendamos a solucionar los problemas de manera pacífica, hablando, dialogando, poniendo en común intereses… eso se logra a través de la construcción de pensamientos con base en el libro. Las sociedades más pacíficas, las más profundas en entender su patrimonio cultural son aquellas donde el libro está en primer orden.

Este encuentro literario en Pereira comenzó justo cuando el mundo vivió un ‘apagón’ de aquellas redes sociales que tienen desde hace años a la humanidad como esclavos tecnológicos. ¿Fue acaso un llamado para que volvamos a reencontrarnos con los libros, con la lectura, a que volvamos a ser humanos? Recuerda Lisandro que la Escuela de Frankfur, que nació tras los estragos de la bomba atómica y lo que ocasionó la segunda guerra mundial, última guerra de los hombres y el inicio de la guerra de las máquinas, fue la puerta para que  teóricos se reunieran a avizorar, a pensar los peligros de la tecnología de las informaciones y de lo que eso iba a representar en el mundo, en las siguientes décadas.

“Eso lo avizoraron en 1950, lo que está pasando hoy, no por el hecho mismo de las tecnologías de la información, porque ellas están bien, sino por el peligro del uso y de la mala interpretación que los seres humanos íbamos a hacer de ese recurso”.

Dice Lisandro que eso ocasionó que todas las redes, las tecnologías de la información en vez de utilizarlas para la construcción del pensamiento de un nuevo ser humano y alimentarnos para ser mejores en nuestras actividades, a lo que llevó fue a que se desvirtuara y desapareciera el ser humano como sujeto y se volviera objeto. “Todas estas redes lo que han ocasionado es que nosotros como seres humaos dejamos de ser humanos para ser objetos. Ya no tenemos tiempo, este lo maneja un aparato, el enamoramiento, nuestras relaciones lo maneja un aparato que se ha vuelto un sujeto. Terminamos una relación  através de un chat, conocemos a nuestros bebés a través de una foto, de un video… ¿qué hacer contra esto? volver al libro, “la lectura es nuestra caja de pandora de donde podemos sacar no males, sino bienaventuranzas. Nos está haciendo falta el meditar, el tener ese huerto de Getsemaní para regresar a nosotros y pensar en nuestro futuro y el de nuestra sociedad.

 

 

 

 

 

 

La novela negra

La charla con Lisandro no podía terminar sin preguntarle su opinón sobre la novela negra, un estilo que no deja de apasionar a escritores y lectores. “Hay un antecedente y como comunicadores lo sabemos: la página que más se lee en los periódicos es la sección judicial, hay una fascinación por eso, y por qué, por nuestro pasado histórico tan violento.

En México se dice que todos somos hijos de la chingada, es decir, que todos los latinoamericanos provenimos de una violación a una indígena, y ese atropello, esa desconsideración quedó en nuestra memoria cultural metida, por eso nuestra sociedad es tan violenta, por esa conquista violenta, destructora, atropellante, insana, tremendamente triste, nos dejó un país triste. ¿qué hacer contra eso?, leer para ir deconstruyendo esos imaginarios de agresividad, de violencia”.

Compartir

Deja un comentario