21.5 C
Pereira
sábado, noviembre 26, 2022

25 años de “tríptico sin edad”

Rubén Darío Franco Narváez

Estamos próximos a celebrar el 25 aniversario de publicación del poemario “Tríptico sin edad”, un libro que ha tenido la fortuna de ser conocido ampliamente en diferentes países de América, Europa y Asia. No es cuento, es poesía pura la que hoy solicitan los amantes de este género literario en varios países como: Estados Unidos, Argentina, México, Uruguay, Venezuela, Cuba, Brasil, Panamá, Perú, Costa Rica, Chile, República Dominicana; así como en los círculos literarios de algunas ciudades europeas, en donde consideran que “Tríptico sin edad” podría ser la obra -editada en el Eje Cafetero- con mayor difusión internacional desde que se publicó.

El autor es el poeta chinchinense, pero de corazón pereirano, John Jairo Vera, a quien conocemos como profesor de la Universidad Tecnológica de Pereira y miembro de número de la Academia Pereirana de Historia.

El aniversario de plata de “Tríptico sin edad” del vate colombiano Vera, coincide con el festejo esmeralda de “Cien años de Soledad”, del escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel 1982; el centenario de “Trilce”, del poeta peruano César Vallejo; la efeméride Granito de “Luna Silvestre” del Premio Nobel 1990, bardo mexicano Octavio Paz; el centenario de “Desolación”, de la poetisa chilena Gabriela Mistral, Premio Nobel 1945; la conmemoración Ónix de “Romancero gitano”, del aedo español Federico García Lorca; El recordatorio plata de “La vida ese paréntesis”, del poeta uruguayo Mario Benedetti; y el aniversario de oro de “El Mar y las Campanas”,  obra póstuma del bardo chileno Pablo Neruda, Premio Nobel 1971.

Al poeta Vera, ampliamente conocido como escritor, poeta, historiador y columnista de varias publicaciones de circulación regional y nacional; quien, además de su ejercicio profesional como médico veterinario zootecnista y docente, es poseedor de otros logros académicos, le pregunto: ¿Cómo nació este poemario y de dónde viene su nombre?

-JJV: Este libro nace de recoger los poemas que escribí durante mi época de estudiante de bachillerato y universidad, en las últimas páginas de mis cuadernos, y su nombre proviene, precisamente, de que en estos poemas se retratan tres momentos de mi vida: bachillerato, Universidad y los primeros años de mi ejercicio profesional en el campo de la salud pública.

En el panorama literario de la región, John Jairo Vera es el autor de los libros: «Tríptico sin edad» (Poemas, 1998), «La lanza de Longinos» (Poema místico, 2009), “El demonio tiene tetas de mujer” (16 cuentos, 2021). Coautor de los libros: «Al recio empuje de los titanes», edición conmemorativa del sesquicentenario de la ciudad de Pereira, e «Historia y memoria». Además, apartes de su obra han sido seleccionadas para diferentes publicaciones, entre ellas: «Una antorcha en las tinieblas», antología de poetas caldenses (2019). Con el cuento «La aventura de leer» obtuvo el primer puesto en el concurso «Mi relación con la lectura»-FUNDALECTURA 1994.

Interrogo. -Por qué un libro de poemas, como “Tríptico sin edad”, ¿llega a tener la difusión que ha logrado en tantos países de varios continentes?

-JJV: Es un fenómeno curioso que se ha dado a través de varios años y que debo agradecer a muchos amigos, quienes, cada vez que viajaban a congresos, festivales literarios o, simplemente, en son de paseo al exterior, se llevaban consigo cuatro o cinco libros que obsequiaban a quienes conocían, algunos de ellos reconocidos escritores y poetas, los cuales compartían la lectura de este poemario entre sus círculos literarios o hacían reseñas de él, para publicaciones y blogs universitarios.

Varios poemas de este libro, como “Espérame”, “La barca”, “Alpinista”, “No existes” y “Crepúsculo”, entre otros, han gozado del reconocimiento de sus lectores.

ALPINISTA

Era yo alpinista en semejante mole.

Entre cuerdas y clavos

descendí una y muchas veces más,

por entre las oscuras salientes

de los muslos de ébano

mis cuerdas y mi cuerpo avanzaron,

abracé con fuerza

el recodo caluroso que me protegía

del viento de la envidia

y mis labios libé con amor

y con fuerza en su pudoroso sexo.

Era yo alpinista que avanzaba

embriagado por la suavidad de su vientre

y descansé por breve momento

en su ombligo mágico y lujurioso

y al volver la mirada hacia la anhelada cumbre,

me deleité con la soberbia de sus senos

limpios, empinados, desafiando al mundo,

y avancé hasta allí con mis cuerdas

y gotas de leche amorosa me bañaron.

Proseguí con fatiga por su cuello

y mis botas de alpinista y mis cuerdas

anclaron en sus cálidos y apetitosos labios,

y después de haber bebido en ellos,

doblé con cuidado su respingada nariz

para penetrar felizmente por sus ojos.

Y llegué con mi fe de alpinista hasta su alma

y no sé, si por odio o por amor,

alcé victorioso mi bandera de vencedor:

La bandera de todos los alpinistas.

Por todo lo anterior, podemos decir que en el 2023 muchos lectores de Colombia y otros países vecinos esperan animadamente la reedición de “Tríptico sin edad”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -