Salario mínimo, debate en medio del paro nacional

Óscar Loaiza Pava, docente de Economía de la Universidad Piloto de Colombia, explica que es la primera vez que la negociación del salario mínimo se da en medio de un paro nacional que es motivado (entre otras cosas) por las grandes inquietudes de la ciudadanía en los temas pensional y laboral.

“La distancia entre las expectativas de sindicatos y empresarios será la de siempre, sólo que esta vez las posiciones que adopten en la mesa pueden radicalizarse por el respaldo popular que le dan las manifestaciones, las cifras adversas en materia de desempleo que viene presentando la economía y las fórmulas opuestas que ambas partes han decidido sugerir para hacer frente a la actual coyuntura económica y social”, dijo Loaiza.

Así pues, en medio de este panorama lo más probable es que sea el Gobierno, por medio de decreto, quien termine tomando la decisión, condicionado por sus bajas cifras de aceptación, el creciente desempleo, la desbordada informalidad y la presión de gremios productivos, banca multilateral y organismos como la Ocde puedan ejercer sobre él. Por su parte, Leidy Silva del programa de Economía de la Universidad Piloto de Colombia indica que es probable que este año el incremento salarial sea inferior al del año anterior, pasando del 6 % a un incremento promedio de 4,5 % según lo mencionan asociaciones como Anif, esto debido a las tasas de inflación que están alrededor del 3,8 % y el crecimiento en la productividad del país.

Difícil situación

Debido a la reciente situación que atraviesa el país, William Malpica del programa de Negocios Internacionales de la Universidad Piloto considera difícil un incremento al Smmlv, lo que seguramente llevará a que empresarios y centrales obreras estén en posiciones muy rígidas, con poca intención de ceder en las propuestas presentadas al Gobierno que varían del 4 % al 10 % de incremento, tendrá una tarea difícil la comisión del Gobierno si finalmente no se llega a un acuerdo, “me arriesgaría a estimar un incremento por decreto entre el 4,8 % y 5,8 %”.

Incremento elevado

Los expertos coinciden en que el incremento del salario mínimo ha sido elevado a excepción del 2015. En los últimos años el aumento del salario mínimo ha estado ligeramente por encima de la variación del índice de precios al consumidor (IPC), lo cual si bien es favorable para los trabajadores, difícilmente compensa la pérdida acumulada de la capacidad adquisitiva del salario.

“Las diferencias en la mesa de negociación históricamente han llevado a la decisión por decreto presidencial; decisión en la cual las cifras de crecimiento económico, variación del IPC e inflación proyectada presionan positivamente el resultado final, mientras que las cifras de productividad lo hacen en el sentido contrario”, mencionó Loaiza.

El docente William Malpica, explica que el smmlv en los últimos cuatro años ha sido especialmente alto en el país, incluso está entre los mayores de la región, sólo el año pasado se logró un hecho histórico al conseguir un alza de 3 % por encima de la inflación, el cual anteriormente era de 1,36 % aproximadamente.

“Seguramente este hecho y el alto desempleo del país será un argumento fuerte a favor de los empleadores para conseguir un incremento más conservador en las discusiones que empezarán este jueves, lo cual sería razonable, sin embargo, la coyuntura actual del país puede presionar al Gobierno a fijar aumentos que mantengan la tendencia lo cual acompañado de la reforma tributaria que viene podría perjudicar seriamente a las empresas del país y por consiguiente a toda la economía”.

Como cada año la discusión será entre las centrales obreras y empleadores en un lado de la balanza, pero la coyuntura actual es el ingrediente extra este año, lo cual genera un pronóstico de incertidumbre y mayor tensión sobre el aumento del salario mínimo.

Colombianos viven con menos de un salario mínimo

En Colombia una gran parte de los trabajadores reciben menos del mínimo. “Factores como la informalidad (que ronda el 50 %) nos obliga a cuestionarnos si realmente el salario mínimo es una verdadera referencia del mercado laboral o si mejor debemos empezar a plantearnos como referente un “salario de subsistencia”. Lo anterior ha llevado a que algunos analistas aseguren que el salario mínimo en Colombia es alto, lo cual puede sonar extraño pero no es del todo falso: como el salario promedio es tan bajo, cualquier otro a su lado se verá muy alto”, manifestó Óscar Loaiza Pava, docente de Economía de la Universidad Piloto de Colombia.

Para Jahir Alexander Gutiérrez Ossa, docente de Administración de Empresas de la Universidad CES, el debate de salario mínimo prácticamente está discutido; por tanto considera importante que el tema debe centrarse en aquellas personas que ganan menos, además indica que es necesario un salario de ‘enganche’ para aquellos jóvenes recién graduados.

Bases de la concertación

El incremento del salario mínimo depende de una serie de variables como: tema de la productividad, salario, crecimiento económico, inflación, expectativas del año que viene, capacidad de las empresas para soportar y la economía de poder subsanar los gastos, auxilio de transporte, entre otras.

“Para que los porcentajes sean elevados es necesario diversificar la capacidad productiva colombiana, que el consumo sea incentivado no desanimado, que haya mejores plazas formales para los jóvenes egresados, para el profesional de mediana edad y para profesionales a punto de pensionarse; que haya una verdadera reforma pensional y laboral pero pensado en el trabajador y no en los sistemas tributarios o financieros”, dijo Jahir Alexander Gutiérrez Ossa, docente de Administración de Empresas de la Universidad CES.

Posiciones de las centrales obreras y empresas

La Central Unitaria de Trabajadores de Risaralda (CUT), indica que aún no han tomado la decisión de participar o no en las concertaciones para el smmlv. “El siete de diciembre definiremos si participamos o no, debido a la coyuntura del paro nacional. Ahora bien, las negociaciones inician el cinco de diciembre y no pueden pretender por parte del Gobierno que esa será la mesa en la que se solucione las problemáticas laborales que están consignadas dentro del pliego nacional, son dos cosas muy distintas”, dijo Lina María Montilla Díaz, presidenta de la CUT Risaralda.

Por otro lado, Fenalco indica que la discusión del salario mínimo va a tener en esta oportunidad unos ingredientes complejos para el Gobierno por todo lo que ha ocurrido con relación al paro nacional. “La inflación va a estar por los lados del 4 % eso es como lo proyectado. Sin embargo, estamos pensando que dada las condiciones de productividad en la economía que viene creciendo por los lados del 3, 3 % y la tradición que ha tenido este Gobierno creemos que ese incremento salarial va a estar por encima del 4 %”, dijo Luis Fernando Jaramillo, presidente de Fenalco.

Deja un comentario