Risaralda, 6o lugar en Índice de Competitividad

El Índice Departamental de Competitividad (IDC) 2019, calculado por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario, presenta por primera vez un ranking para los 32 departamentos y la ciudad de Bogotá. En esta oportunidad, el departamento de Risaralda se sitúa en el sexto lugar de la medición y registra un puntaje de 6,05 sobre 10, adelante de Cundinamarca y Caldas que ocupan las posiciones siete y ocho.

Contar con la totalidad de los departamentos del país permite construir nuevas herramientas de análisis para los territorios. Así, este año el IDC presenta un diagnóstico por regiones que incluye un puntaje medio y una calificación por pilar para cada una de las regiones del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022: Amazonía, Caribe, Central, Eje cafetero y Antioquia, Orinoquía, Pacífico, Santanderes y Seaflower region. La región Eje cafetero y Antioquia, a la que pertenece el departamento de Risaralda, obtiene un puntaje promedio de 6 sobre 10. Risaralda, por su parte, ocupa la segunda posición entre los cuatro departamentos que conforman la región, por delante de los departamentos de Caldas y Quindío.

Por otro lado, en esta oportunidad el IDC 2019 adaptó su cálculo a la nueva metodología del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), organización que en 2018 publicó el Índice Global de Competitividad (IGC) versión 4.0, el cual se enfoca en los determinantes de la productividad y pasa a evaluar la competitividad como un asunto integral, abandonando el viejo paradigma de que existe un camino lineal hacia el desarrollo.

Calificación de Risaralda

Risaralda se encuentra entre los diez primeros departamentos en nueve de los 13 pilares que conforman el IDC: instituciones, adopción TIC, salud, educación básica y media, educación superior y formación para el trabajo, entorno para los negocios, sistema financiero, sofisticación y diversificación e innovación y dinámica empresarial. El departamento obtiene sus mejores calificaciones en los pilares de sofisticación y diversificación e instituciones con puntajes de 8,07 y 7,99, respectivamente.

Por su parte, Risaralda concentra sus desafíos más significativos en materia de rankings en el pilar de infraestructura, en el cual registra una calificación 4,75 sobre 10 y se ubica en el decimoséptimo puesto de la clasificación general. Adicionalmente, el departamento de Risaralda presenta oportunidades de mejora en los pilares de sistema financiero e innovación y dinámica empresarial, en los que registra puntuaciones por debajo de 5 sobre 10. En particular, el departamento ocupa la posición 18 en el indicador cobertura de los establecimientos financieros.

Frente a 2018, Risaralda presenta variación positiva de 0,1 en su puntaje general pero no presenta variación en el ranking. En lo que respecta a pilares, se destaca el aumento en 0,9 puntos en la calificación de sofisticación y diversificación lo que responde a avances en temas de diversificación de mercados de destino de exportaciones. Por otro lado, Risaralda retrocede 0,6 puntos en el pilar de sostenibilidad ambiental por cuenta de un menor desempeño en el subpilar de gestión ambiental y del riesgo.