Miguel Ernesto Alzate Ortega, detenido como principal sospechoso del ataque que le causó la muerte a Harrison Botero Morales, de 22 años, confesó ser el responsable de dicho crimen y por eso tendrá que pasar 16 años y 6 meses de su vida en la cárcel.

 

Aceptó
Alzate Ortega llegó a un preacuerdo con la Fiscalía, el cual consistió en aceptar el crimen pero en calidad de cómplice, más no como autor, para obtener una rebaja significativa en la pena que al principio era de 33 años y 3 meses de prisión.

 

El crimen
El hecho de sangre por el cual fue condenado Miguel Ernesto, ocurrió el 11 de septiembre de 2018, en la esquina de la estación de servicio Biomax, entre las carreras 11 y 12 con avenida Ferrocarril de Pereira. Allí la víctima se agachó a amarrarse los cordones de los zapatos y por la espalda fue agredido a puñaladas; pese a que Harrison fue trasladado al hospital San Jorge, murió.

Horas antes del crimen, Alzate estuvo en el CAI de Corocito denunciando el robo de su motocicleta, minutos después, en estado de alicoramiento, tuvo una discusión con dos hombres y por eso las autoridades lo arrestaron. Cuando salió se encontró a Harrison y le quitó la vida; hecho que quedó registrado en las cámaras de seguridad de la avenida Ferrocarril con calle 11.

6,911 total views, 3 views today