Por los pasillos de la Alcaldía de Dosquebradas circula un chiste, con un marcado humor negro, según el cual allí muchos funcionarios están pidiendo “CAM por cárcel”.

Esto obedece a la gran cantidad de empleados de dicha administración que están inmersos en procesos judiciales por casos de corrupción, los cuales han llevado tras las rejas al propio alcalde en propiedad, así como a secretarios de despacho, concejales, funcionarios de nivel medio y contratistas.

El alcalde titular Fernando Muñoz permanece privado de la libertad a la espera de que se resuelva una acusación en su contra por contratación indebida, en un proceso que incluyó la captura de un secretario y dos ex secretarios de despacho y varios contratistas.

También están privados de la libertad el ex secretario de gobierno Alfredo Castañeda por el despilfarro de los dineros destinados a auxilios funerarios, así como la exdirectora de tránsito, Elizabeth Duque, y el concejal Marcos Ramírez por la contratación fraudulenta de las señales de tránsito.

Y lo que se afirma es que están en marcha más procesos judiciales y que vienen más capturas. Por lo pronto despacha como Alcalde encargado el ex secretario de Infraestructura de Risaralda, Luis Eduardo Ortiz.

Mientras ello pasa, la campaña política poco a poco ha ido entrando en calor y aunque algunos pre-candidatos ya abandonaron esas pretensiones, otros actores siguen adelante en sus aspiraciones de regir los destinos del municipio y de enderezar su rumbo.

Lo que pasó en el 2011

En octubre de 2011 el favor de los votantes favoreció a un empresario del sector de la televisión por suscripción, muy cercano a la casa Merheg, quien llegó al cargo amparado por una política asistencialista que continuó imperando a lo largo de su mandato.

Se trata de Jorge Diego Ramos, quien a punta de mercados y de otras dádivas, según él donadas por empresarios amigos, logró alcanzar 25.985 votos, con el respaldo del movimiento Dosquebradas Empresa de Todos y la Alianza Social Indígena, ASI.

Su más fuerte competidor fue el ex concejal Roberto Jiménez quien fue avalado por el movimiento político Afrovides y sumó 16.146 votos. Luego aparecieron el ex alcalde Uberney Marín Villada de la Gran Coalición por la Prosperidad de Dosquebradas con 8987, Eva Caterina Córdoba Mosquera del movimiento político Mira con 6666 y Marcel Darío Pedraza del Polo Democrático Alternativo con 1271.

Las elecciones del 2015

En el período siguiente, el total de votos en Dosquebradas fue de 88.967 y el gran ganador fue el ex concejal Fernando Muñoz que totalizó 44.263 con el respaldo de los partidos Conservador y Liberal.

Luego apareció Ramón Gaviria, ex gerente de campaña de Diego Ramos, quien con el apoyo de la Alianza Social Indígena, el Partido de la U y Cambio Radical sumó 10.721 votos; Roberto Jiménez del Movimiento de Autoridades Indígenas con 7965; Luis Fernando Arango del Centro Democrático con 5793 y Alexandra Rivera del Polo Democrático Alternativo con 1965.

Los que se quedaron

En el camino hacia los comicios de octubre se han bajado de la intención de llegar a la Alcaldía de Dosquebradas por lo menos tres precandidatos, por razones aún no explicadas a satisfacción.

El primero de ellos, el concejal liberal Miguel Ángel Correa, quien había conformado un sólido bloque con diez de sus colegas que lo venían respaldando y que afirmaban que iban con él hasta el final. Y el otro, también concejal y también liberal, John Jairo Llano, que arrancó con mucho entusiasmo, pero poco a poco se fue diluyendo para terminar dejando en el cuarto del olvido sus aspiraciones.

A todas éstas hay que sumar el nombre del ex asesor privado del alcalde Fernando Muñoz, Gustavo Espinoza, quien prefirió tomar las de Villa Diego ante los escándalos en que está envuelta la actual administración, de la cual hizo parte.

En tales condiciones, ni el partido liberal ni el partido conservador, quienes estuvieron aliados en la elección de Muñoz, piensan presentar candidato propio en esta ocasión.

En la lucha

Así que de cara a las elecciones de octubre, por lo menos nueve candidatos y precandidatos están buscando llegar al anhelado cargo.

Son ellos el ex alcalde Jorge Diego Ramos, quien el año pasado aspiró a la Cámara de Representantes por Cambio Radical y logró contabilizar 25.728 votos que le resultaron insuficientes para alcanzar una curul.

De ellos, 14.046 fueron depositados a su favor en Dosquebradas. Ahora Ramos anda en el plan de recoger firmas para respaldar su proyecto político, pero cuenta también con el respaldo del ex senador Habib Merheg, quien regresó al país después de 11 años y en cuya contra cursa un proceso por parapolítica que aspira a tramitar a través de la Jurisdicción Especial de Paz, JEP.

En las mismas anda el ex personero municipal Óscar Mauricio Toro, quien se sometió a una encuesta con Walter René Molano, resultando ganador. También están recogiendo firmas el ex diputado liberal Enrique Saldarriaga, el ex director de tránsito Albeiro Cárdenas y el ex secretario de educación John Mario Ramírez.

En el Centro Democrático se inscribieron dos precandidatos: el empresario Luis Fernando Arango y el padre Óscar Gutiérrez, quien recibió la dispensa de la Diócesis de Pereira para dejar momentáneamente el sacerdocio y dedicarse a la contienda política, además de Wilson Mario García y Alejandro Loaiza.

Y por Cambio Radical aparece el actual diputado Alexánder García Morales.

Futurología

Aún a sabiendas de estar incurriendo en una predicción apresurada, en Dosquebradas se afirma que la contienda va a estar centrada en dos nombres: Diego Ramos y Óscar Gutiérrez. Aunque a ellos se podrían sumar otros actores como Toro, el expersonero.

El padre Gutiérrez ha venido agitando la bandera de la lucha contra la corrupción y con el lema “Dosquebradas sí tiene cura” ha sumado adeptos cada día. En las últimas horas el sacerdote pidió a la Fiscalía la relación completa de los procesos de corrupción que está investigando en Dosquebradas, los fallos que han sido emitidos, los funcionarios capturados y los que han sido condenados para demostrar cómo las últimas dos administraciones, incluida la de Ramos, se han visto implicadas en situaciones contrarias a la ley.

Faltan siete meses y mucha agua por correr debajo del puente. Así que muchas cosas pueden pasar, pero esta es la radiografía electoral de Dosquebradas hoy. De tal manera que la pregunta no sea ¿Quién quiere ser alcalde de Dosquebradas? sino ¿Quién podría ser alcalde de Dosquebradas, sin desfallecer en el intento?

14,431 total views, 543 views today