Soy un hombre de familia, educador por antonomasia y amigo de las cosas bien hechas

 

Para este jueves, 19 de marzo, está prevista la posesión del nuevo Contralor General de Risaralda, Álvaro Trujillo Mejía, quien fue elegido por la Asamblea Departamental para ese cargo por un período de cuatro años en reemplazo de Óscar Javier Vasco. La escogencia de su nombre fue hecha por la plenaria de la corporación con base en la terna elaborada por la Universidad Distrital Universidad Distrital Francisco José de Caldas de Bogotá, la cual fue contratada para ese efecto por la Asamblea.

¿Cómo se define Alvaro Trujillo Mejía?

Soy un hombre con confianza en Dios, una persona sencilla que ha tenido la oportunidad de estar al frente de algunas entidades públicas y también privadas, un hombre de familia, un educador por antonomasia y un amigo de las cosas bien hechas

¿Cuál ha sido su trayectoria en el sector del control fiscal?

Tuve la oportunidad de llegar a la Contraloría General de la República acompañando a Carlos Felipe Córdoba Larrarte cuando fuera Contralor Delegado para Participación Ciudadana, él me respaldó en el proceso de llegar a la Contraloría General de la República en Risaralda como Gerente Departamental y dos años después la Contralora General, Sandra Morelli Rico, me designó como Contralor Delegado para Quindío donde tuve la oportunidad de estar en la Gerencia Departamental. He sido además Asesor del Despacho del Contralor y para la Contraloría delegada para la Participación Ciudadana de la Contraloría General de la República. También estuve en la Asesoría del Despacho del Contralor del Municipio de Pereira, he laborado como abogado, asesor y consultor de diferentes procesos de responsabilidad penal, fiscal y disciplinaria y he tramitado procesos en la consolidación de la nueva vía de Auditoria Territorial para cada una de las contralorías territoriales, departamentales y municipales. 

¿Como Contralor Departamental sobre cuántos sujetos de control debe ejercer su labor?

Al interior de la Contraloría General de Risaralda se hace auditoría y control a recursos que superan un billón de pesos, esto sin contar con que hace falta la incorporación de los recursos del balance y de otras partidas que son trasladadas durante esta vigencia fiscal y la próxima por el Gobierno Nacional y por los Ministerios. Igualmente se va a realizar control en los 177 sujetos de control lo que es una tarea titánica pero no imposible de cumplir. Es un reto significativo que procuraremos llevar a cabo primero con la orientación de Dios y con la rectitud que exige un cargo como el de un Contralor General del Departamento, pero obviamente acompañado de cada uno de los funcionarios del Grupo de Auditoría y del Grupo de Responsabilidad Fiscal y Jurisdicción Coactiva de la Contraloría de Risaralda

¿Tiene el despacho los suficientes dientes e instrumentos para afrontar esa tarea tan grande?

El nuevo acto legislativo No. 04 de 2019 y las normas coligadas a esta disposición que cambiaron por completo el esquema de los procesos que se adelantan en las Contralorías tanto en la general como en las Territoriales permiten el ejercicio de unas herramientas muy contundentes. El proceso sancionatorio, la vigilancia y la auditoría preventiva pero también un control concomitante y oportuno en el que puede actuar de manera preferente el Contralor General de la República, al lado de las auditorías articuladas que se llevan con ese organismo, son suficientes instrumentos para buscar la efectividad de un control eficaz, eficiente, transparente, diáfano para demostrar que sí se puede realizar un verdadero control fiscal en las entidades públicas por parte de las Contralorías General y Territoriales

¿Cuál va a ser el lema de su trabajo ahí en la Contraloría que asume el jueves?

Vamos a realizar un control fiscal oportuno, visible y social para todos, ese eslogan deviene de la necesidad que tienen los organismos de control de incorporar dentro de sus líneas de auditoría las denuncias y la participación ciudadana, la gente está ávida de espacios de atención y de cuidado, de trámite y diligencia de sus solicitudes, de sus peticiones, de sus reclamos y hay que tener en cuenta a la comunidad para adelantar un verdadero control social y un verdadero control eficaz y eficiente muy visible para la comunidad.

¿En pocas palabras: podemos confiar en la Contraloría de Risaralda? 

Es que esa es una premisa que se debe quedar en los ciudadanos, en el sentido de que deben creer nuevamente en las instituciones públicas, la Contraloría General de la República, la Contraloría General del Departamento de Risaralda trabajaran de manera coligada para demostrar un trabajo eficiente, un trabajo visible y transparente. Al frente de esta entidad estará un hombre con experiencia pero también con una formación académica lo suficientemente garantista de los procesos que se adelantan en la Contraloría.