#quedateencasa, un método eficaz para controlar la propagación del coronavirus

A través de las redes sociales, un grupo de médicos y personal de salud se ha puesto a disposición de la comunidad para brindarles a los interesados información sobre la pandemia del coronavirus a fin de evitar un colapso de los hospitales y las clínicas. Estos profesionales atienden a quienes tengan problemas o dudas médicas sobre este virus y sobre la forma de actuar frente a un caso sospechoso, pero no se trata de una consulta médica. El médico y especialista en salud Cristian Herrera Giraldo, quien fue Director Operativo de Salud Pública de la Secretaría de Salud de Pereira y gerente de la ESE Salud Pereira, indicó que la idea es brindar atención a los pacientes que lo requieran para evitar congestiones en los servicios de salud.

¿Cuál es el alcance de la campaña #quedateencasa ?

Sin pretender generar alarmas, estamos pensando en la situación que puede causar el ingreso masivo del coronavirus a nuestro país. Hemos visto en otras naciones, por ejemplo Italia, que cuando la tasa de transmisión del virus es muy alta, muchas personas se enferman al mismo tiempo, empiezan a demandar servicios de salud y éstos colapsan. Por eso es que el COVID-19 generó mayor mortalidad. Con este ejercicio lo que queremos es poner a disposición de la comunidad un grupo de personal de la salud que a través de las redes sociales está abierto para que la gente, desde la tranquilidad de sus casas, nos puedan hacer cualquier tipo de preguntas sobre el tema. Nosotros los orientamos, establecemos si debe o no consultar a los servicios de salud y, de esa manera, mantener más informada a la población.

¿Una simple gripa se puede confundir fácilmente con el COVID-19?

Efectivamente, en este momento estamos en un pico de enfermedades respiratorias. El año pasado, por este tiempo, estaban muy altas las tasas de consulta en los hospitales a raíz de este tipo de enfermedades. El problema con el COVID-19 es que es un virus que además nosotros como seres humanos nunca lo hemos recibido, así que todos somos susceptibles de contraerlo. Si bien no es un virus tan crítico o tan letal, el problema es que la tasa de infección es muy rápida.

¿Con relación al coronavirus, cuáles son las tasas de propagación?

El 30% de las tasas que van a estar infectadas por este virus no van a presentar sintomatología, un 80 % de las personas van a registrar síntomas muy leves y no van a requerir nada más, pero un 14 % de la población va a necesitar los servicios de salud. Y, de hecho, un 3 a un 3.5 % puede morir por esta causa. Si todas las personas se infectan al mismo tiempo, será mucha gente demandando los servicios de salud y no tenemos la capacidad de atenderlos. Por ejemplo, en Italia tienen alrededor de 3.4 camas hospitalarias por cada 1000 habitantes, acá en Colombia esa tasa es de 1.7, es decir: menor capacidad de atender la población que Italia en donde ya hemos visto lo que ha pasado.

¿Qué tipo de orientación ofrece este grupo de profesionales?

Cuando nos consultan por celular, WhatsApp o por Facebook primero les solicitamos información sobre los síntomas que están presentando, cuál es su nexo epidemiológico para establecer si han estado en contacto con personas que tienen o han sido diagnosticadas con coronavirus o si han estado en los sitios donde ha sido evidenciada la transmisión. Así mismo les interrogamos si han tenido fiebre y se hacen algunas recomendaciones médicas. Aclaro que no es una consulta médica por WhatsApp o por Facebook, sino orientar a las personas.

¿En este sentido, qué recomendaciones les pueden entregar?

En los casos que el paciente se pueda quedar en casa, se recomienda que tome mucha agua y que utilice acetaminofén, pero si hay unos síntomas de alarma que todos conocemos, cuando el malestar general se convierte en dificultad para respirar y cuando la fiebre no cede al acetaminofén, cuando la tos es persistente y la persona se siente muy mal, sí se debe consultar a los servicios de salud para obtener una valoración médica adecuada y para tener una definición de conducta.

¿En esta última situación, cuál es la ruta de atención?

Si bien muchos profesionales en forma voluntaria están disponibles para esta orientación a través de sus redes sociales y de Facebook, existen líneas de atención en el país como la del Instituto Nacional de Salud y a nivel regional en las Secretarías de Salud Departamental y Municipal para atender en forma oficial todos estos casos, sobre todo cuando existen dudas sobre los nexos epidemiológicos de las personas. En esas líneas telefónicas las personas tienen con quien hablar para entender e informarse sobre la enfermedad y para que bajo una orientación más técnica y profesional  decidan si consultan o no a los Servicios de Salud.

¿Cómo debe ser el manejo en casa de los pacientes en confinamiento preventivo?

Primero hay que establecer que toda persona que llegue de sitios donde se ha evidenciado la transmisión del virus debe quedarse en cuarentena en casa de por lo menos 14 días, como lo ha indicado el Ministerio de Salud. Si ese paciente ha presentado alguna sintomatología y ha ido al Servicio de Salud donde se le diagnostica a través de una prueba -que por ahora está centralizada en Bogotá-, hay dos caminos para ese usuario: si los síntomas son de una infección complicada de inmediato debe ser hospitalizada y aislada en las clínicas habilitadas para prestarle atención; pero si tiene sintomatología leve, se puede ir para la casa con recomendación del médico, en el caso que empeore su estado debe volver al Servicio de Salud y se debe aislar de toda la población en la vivienda, tratar de no generar contacto con los demás, tener una buena higiene de las manos e higiene respiratoria, si se tose o estornuda hacerlo en el revés del codo y el uso de tapabocas y guantes por parte de las personas que deban estar en contacto con el paciente. Si nos aislamos en casa, el virus va a parar allí y no se va a transmitir a otras personas.

¿Y qué pasa con los niños?

Es importante saber que en la epidemiología del virus hemos visto que los niños generalmente sin asintomáticos y no van a desarrollar la enfermedad, pero si pueden -por el contrario- ser transmisores. Así que cuando estemos en la etapa de este evento cuando ya la transmisión se evidencie entre todos, los niños son un grupo de población que debemos separar de las personas susceptibles, es decir los mayores de 65 años, quienes tengan enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes o enfermedad pulmonar obstructiva crónica o cáncer. Ese grupo poblacional es el que más rápidamente se va a complicar.

¿Y evitar también las multitudes?

Además hay que evitar conglomerados de más de 10 personas para evitar que estemos compartiendo el virus entre otros. El aislamiento social, como no saludar de manos ni de beso, hace que exista menos posibilidad de empezar a transmitir el virus entre nosotros, ya que la transmisión es exponencial y rápidamente se peudan afectar muchas personas.

¿Hay alguna recomendación para ese confinamiento en casa?

Entre menos contacto tenga el diagnosticado con el resto de habitantes de la casa, pues vamos a evitar el contagio. Efectivamente todos en casa debemos aprender a lavarnos muy bien las manos, tanto el que está con una persona aislada por coronavirus o por cualquier síndrome respiratorio, como los demás. Las manos las debemos lavar de manera frecuente y también, en algunos momentos, cuando usamos el transporte público o estamos en contacto con sitios donde haya muchas personas, también es recomendable el uso de alcohol o el glicerinado.

¿Si bien estamos asustados con esta pandemia, también es cierto que es un evento que se puede controlar?

Si nosotros paramos, el virus para. Como decía un niño en las redes sociales: me voy a quedar en casa, porque si el virus ve que no hay personas él se va. Y efectivamente eso es: si estamos en casa con personas que no tienen sintomatología va a pasar este período donde el virus va a ingresar con mayor fuerza al país y donde el virus va a circular entre nosotros, pero si hacemos que esto sea más espaciado en el tiempo no vamos a tener estos picos que son los que afectan la población. Es decir que si todos paramos, el pico de propagación va a parar.

¿En últimas, cuáles son sus consejos para la población en general?

Lo recomendable, en todo caso, es: el lavado constante de las manos, el aislamiento social, buena higiene respiratoria, el consumo de agua y la ingestión de frutas y verduras para fortalecer el sistema inmunológico.

Deja un comentario