Que el alimento (y algo más) sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento…

A Hipócrates, un griego considerado el médico más grande de todos los tiempos, se le atribuye la autoría de un aforismo que constituye el principio básico de la salud preventiva: “que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Pues bien, éste es considerado también el fundamento principal de la Medicina Ortomolecular, con un agregado que obedece a los cambios que ha tenido el mundo desde el año 450 antes de Cristo. Se trata de una suplementación especializada que pretende evitar que las personas se enfermen, según lo explica el médico antioqueño Paulo Andrés López Posada, quien se ha establecido en Pereira con el propósito de traer los principios de la Medicina Ortomolecular en el Eje Cafetero. López es médico cirujano de la Universidad del Bosque,  se enfocó desde el principio de su carrera en el área de las Neurociencias y luego migró hacia la medicina preventiva del trabajo dado que, según lo dice:  “Es mejor tener personas enfocadas en evitar enfermarse, que tener personas caminando para enfermarse y luego tener un grupo de médicos y de recursos para corregir los errores”.

¿Qué tanto ha avanzado en la medicina laboral?

Trabajé con diferentes empresas especialmente de hidrocarburos, luego inicié mi propia empresa con mi esposa, una empresa enfocada en la parte de riesgos laborales pero ya en el campo de la Medicina Laboral me interesé demasiado en lo que tiene que ver con el cáncer ocupacional. Comencé a investigar, a hacer profundización, con respecto del cáncer ocupacional más allá de que sea reconocido o no por una ARL que eso es otra cosa. Por lo menos el 60% de nuestras vidas o tal vez más, estamos en el trabajo, quiere decir que el 60% de nuestra salud o de nuestra enfermedad tiene que ver con nuestro trabajo queramos o no.

¿Qué relación tiene con el cáncer, dada su alta prevalencia?

El cáncer es un enigma porque a muchas personas les da cáncer, es la patología de moda hoy en día, casi que es una epidemia. La Organización Mundial de la Salud ha definido el cáncer como una enfermedad, primero que todo de alto impacto a nivel social y obviamente con una incidencia altísima, o sea, existe un incremento tremendo en el diagnóstico del cáncer. El cáncer en este momento está ocupando los primeros tres puestos como causa de mortalidad en Colombia, junto al riesgo cardiovascular. Así mismo, la co-morbilidad, o sea, varias enfermedades que afectan a la misma persona, porque una enfermedad no es vacuna para otras enfermedades, alguien puede tener hipertensión y diabetes y de golpe le da cáncer. Las enfermedades tienen una relación tremenda, los pacientes de diabetes, seguramente son diabéticos porque han generado unos hábitos que han generado o que han permitido una serie de daños. Hago referencia al estrés oxidativo porque se ha evidenciado en múltiples estudios también recientes, que muestra como el estrés oxidativo permite generar mayor deterioro celular que en últimas va a terminar predisponiendo para generar otras enfermedades. El cáncer ocupacional me interesó, me apasionó y me comencé a formar y a profundizar en el caso de lo ocupacional más allá de que sea o no reconocido por una ARL, por ello también me formé en toxicología laboral.

¿Cómo llegó al tema de la Medicina Ortomolecular?

Con este enfoque preventivo de la Medicina Laboral un día escuché que había un campo en la medicina llamado Medicina Ortomolecular, eso fue ya hace unos años y me pareció tremendo y maravilloso porque coincidía perfectamente con la formación que yo tenía como Médico, porque definitivamente tiene que haber algo que logre permitir que la persona sea sana durante más tiempo o porque no, toda la vida, relacionado con sus hábitos.

¿Dónde tiene su origen la Medicina Ortomolecular?

Hace 500 a 450 años antes de Cristo, Hipócrates tenía un tema absolutamente Ortomolecular, decía que “el alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento”. Eso es Medicina Ortomolecular. Lo que sucede es que hoy en día han sucedido cambios, principalmente en la última década, que hace que la alimentación no sea suficiente para ser la medicina, porque hemos perdido un valor nutricional importante en las frutas y verduras por una serie de cambios en las semillas y en la producción de alimentos, No es lo mismo producir 20 papas en una determinada área de tierra que producir 200, esa tierra le va a dar las mismas vitaminas y las va a repartir entre las papas que hayan, sean 20 o 200.

¿En cuentas: qué es la medicina ortomolecular?

Orto es corregir, bien sean dientes, huesos, ortografía o gramática, así que ortomolecular es corregir la parte molecular a través de los micronutrientes y los macronutrientes, vitaminas, minerales, proteínas y una serie de sustancias necesarias para que el cuerpo funcione bien. De ahí el lema de Hipócrates, quien comprendía que lo que tú le metes al cuerpo, sean nutrientes, vitaminas o minerales el cuerpo lo aprovecha bien y esa persona va a ser sana. Pero… ¿qué sucede ahora? Ya no es suficiente la alimentación, el lema Ortomolecular de hace 2500 años era ese, el lema hoy en siglo XXI es que la alimentación y una suplementación especializada sea tu medicina y que tu medicina sean tu alimentación y una suplementación.

¿Desde cuándo se está aplicado en Colombia?

En el mundo existe hace más de medio siglo. Linus Pauling, el único ser humano que ha ganado dos Premios Nobel, fue el que describió la Medicina Ortomolecular hace más de 50 años. Con Pauling se inició esta cadena de Medicina Ortomolecular donde miles de médicos se han formado con estos principios. A Colombia esta rama de la medicina llegó hace aproximadamente 20 años, ya existe la Sociedad Colombiana de Medicina Preventiva y Ortomolecular, de la cual soy miembro de la junta directiva y actual vicepresidente.

¿En qué casos es útil este tipo de medicina?

En la Medicina Ortomolecular el 60% de los pacientes, por lo menos en mi caso, son pacientes oncológicos, pacientes con cáncer muchos de ellos ya desahuciados y que están en Clínica del Dolor, cuidados paliativos y literalmente el Oncólogo ha hecho su mayor esfuerzo, un esfuerzo que es maravilloso pero llega un momento donde ellos ya no pueden darle más a su paciente. En estos casos, la Medicina Ortomolecular les brinda un apoyo de grandes proporciones para corregir o ayudar a corregir o a disminuir ese estrés oxidativo, dado que en últimas fue lo que generó el cáncer al paciente. Hace medio siglo aproximadamente en la Clínica Riordan, una de las clínicas más prestigiosas del planeta, se definió el protocolo Riordan basado en Medicina Ortomolecular. Así que hace más de medio siglo pacientes con cáncer se han venido beneficiando con resultados asombrosos.

¿Cómo aplica este tipo de medicina a pacientes con cáncer?

Obviamente no le decimos al paciente que no se haga quimioterapia, de hecho la quimioterapia de la mano de la Medicina Ortomolecular tiene unos resultados maravillosos. Pero una cosa es quimioterapia a palo seco y otra cosa muy diferente es con Medicina Ortomolecular. El otro 30% son los pacientes crónicos, hipertensos, diabéticos, coronarios, psiquiátricos, yo tengo un grupo de pacientes psiquiátricos con unos resultados maravillosos. Y el 10% corresponde al paciente sano, el paciente que no tiene nada, al cual yo lo recibo y le digo: te voy a ayudar a disminuir las probabilidades de que te enfermes, de cualquier cosa. ¿Cómo? disminuyéndo el nivel de estrés oxidativo, el lema de hecho de mi consultorio es: “el arte de seguir siendo joven durante toda la vida”.

¿Cuál es, exactamente, el significado de este eslogan?

Ese es el lema y ese es el objetivo. La Medicina Ortomolecular le ayuda a las personas a reducir el estrés oxidativo y al reducirlo podemos tener unas células más jóvenes. La mejor explicación es esta: tomamos una manzana y la partimos en dos, en cuestión de horas la que está al aire libre ya está oxidada y se ve negrita y en poco tiempo ya se ha echado a perder. Pero si a la otra mitad se le aplica limón, ese limón hace que la  manzana se conserve durante muchos días. ¿Qué es la sustancia del limón que hace que esta manzana se conserve?: la vitamina C que es el principal antioxidante de la naturaleza, pero no la produce el cuerpo y al no producirla hace que la tengamos que consumir.