Mateo Gómez, raqueta juvenil nro. 1 de ColombiaMateo Gómez, raqueta juvenil nro. 1 de Colombia

El joven tenista pereirano Mateo Gómez, por primera vez en su carrera, incursiona en el Top-100 del ránking mundial junior. El risaraldense tuvo un importante ascenso gracias a los cuartos de final que logró en sencillos y la final de dobles en el Asunción Bowl (Paraguay), torneo Grado 1 del Circuito Mundial Junior.

En total ganó 34 casillas para ubicarse en el puesto 90 de la clasificación para tenistas menores de 18 años; es de anotar que desde el 2018, una raqueta cafetera no aparecía en este grupo. Luego de 15 años un tenista risaraldense no se ubicaba en el Top-100, recordando que en 2005 Santiago Giraldo hizo parte de este grupo.

Esta ubicación le permite soñar con disputar los cuadros clasificatorios de los Grand Slam para deportistas de su categoría; sin embargo, de seguir escalando podría acceder directamente al cuadro principal.

Mateo afrontará próximamente el Banana Bowl y Campeonato Sudamericano Grado B1, ambos a realizarse en Brasil entre el 10 y 17 de febrero.
Este año afrontará su último paso como tenista juvenil, y sus aspiraciones para finiquitar esta etapa de su carrera son altas, ya que le apunta los torneos de mayor prestigio del mundo.

¿Qué significa estar dentro de los 100 mejores tenistas juveniles del mundo?
Para mi es un orgullo, han sido muchos años de trabajo, de dedicación, he tenido momentos malos y buenos y esta corta carrera dentro del tenis ha sido una montaña rusa, pero en este momento me siento con mucha confianza, con muchas ganas de hacer las cosas bien para mejorar mi desempeño en la cancha y seguir subiendo para darle alegrías a Colombia y a mi familia.

¿De dónde nació la pasión, la entrega por el tenis?
Mi pasión por el tenis nació desde muy pequeño, mis padres me llevaban al club y me ponían a jugar con las bolas de tenis, con las raquetas pequeñas, así que empecé a jugar y a entrenar hasta que alcancé el nivel para jugar algunos torneos, para ver cómo iba y me llevaban a las ciudades donde se jugaban torneos para alcanzar el nivel y seguí entrenando con el fin de ganarme alguno de ellos, hasta que lo logré.

¿A dónde quiere llegar en este deporte?
Quiero llegar a lo más alto, sé que esta carrera es una de las más difíciles y se requiere mucha disciplina, mucho trabajo, mucho amor por el deporte, voy a trabajar muy duro para alcanzar las metas y mejorar todo lo que pueda para perfeccionar mi tenis.

¿Es muy joven y su diario vivir está dentro de las canchas por varios países del mundo, cómo maneja a su edad ese ritmo de vida?
La verdad no se me da fácil eso de viajar de seguido o afrontar una gira muy larga, me cuesta salir porque me gusta mucho estar en la casa pero todo esto hay que manejarlo con madurez y luchando por un sueño que es el de todos quienes estamos metidos en el circuito que es llegar a lo más alto, tener un nombre en el tenis.

¿A qué jugador sigue dentro del mundo del tenis, cuál es su mayor ídolo en este deporte?
Sigo mucho a Roger Federer desde niño, me gusta mucho su estilo de juego.

(El suizo juega a una mano al revés, Mateo lo hace a dos, y en sus entrenamientos también profundiza mucho la técnica. Federer se caracteriza en su juego por ser agresivo y no facilitar ningún punto, además por ser recursivo. Mateo en acción, saca y bolea y busca la malla como el suizo, dicen quienes conocen su juego).

¿Cuál es el secreto que lo ha llevado a estar tan alto en esta clasificación mundial?
No hay ningún secreto para mí, solo entrenar muy duro, apenas estoy empezando, quiero estar muy positivo y enfocado porque en algún momento se puede sacar un partido adelante, estar ahí constantemente es el objetivo, es importante el buen físico y la buena mentalidad. Seguiré avanzando hasta que se logren grandes cosas.

¿Qué características tiene su forma de jugar, qué lo hace diferente a los demás?
La característica es que siempre voy hacia adelante, buscando el punto, atacando, mirando por dónde puedo entrar, por dónde puedo pegarle más fuerte para forzarle fallar a mi contrincante, siento que es una de mis virtudes pero también uno de mis defectos porque así como un día estoy muy bien, otro día no tanto y se terminan perdiendo puntos y toca empezar a luchar diferente.

¿Recuerda quién y cuándo le regalaron su primera raqueta?
Mi padre, yo estaba muy pequeño.

¿Cuándo no está jugando o entrenando qué le gusta hacer?
Cuando no estoy jugando tenis me gusta montar en moto, salir a pescar, cocinar, estar con los amigos, la novia, muchas cosas… Creo que no hay que estar todo el día metido en la cancha, hay que disfrutar también con la familia.

¿Cómo empezó este año a nivel de competencias y en qué torneos participará en las próximas semanas?
Este año creo que lo empecé con el pié derecho porque siento que he cambiado mucho mi mentalidad, estoy más tranquilo. En Barranquilla en el primer torneo no demostré eso pero los otros torneos me han servido para estar más rápido, más positivo en lo físico, jugando tranquilo, suelto y lo que sigue son torneos en Brasil y después hay dos torneos en Santo Domingo en Grados 2 y en Europa apuntándole al Roland Garrós.

¿Quién lo acompaña en sus viajes y torneos?
Voy siempre con mi entrenador, mis padres van a los torneos que son cerca, mi papá es un apasionado del tenis y creo que este año van a tratar de acompañarme en más torneos.

Mateo Gómez actualmente es la raqueta número uno del Colombia en el escalafón mundial juvenil.