Las apuestas de la Cámara de Comercio por el turismo y la gastronomía de Risaralda

La Cámara de Comercio de Pereira está trabajando en varios proyectos enfocados a impulsar el turismo en los municipios de Risaralda, mediante una iniciativa que busca privilegiar la oferta gastronómica de estos lugares que tienen un alto potencial de atractivos para los visitantes. Sobre estos temas hablamos con Jorge Iván Ramírez Cadavid, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Pereira.

¿En qué consiste el proyecto turístico de Apía?

No escogimos a Apía por alguna particularidad en especial, todos los municipios de Risaralda tienen sus atractivos y su encanto. La razón es porque entendimos que allá han avanzado un poco más, como en el caso del parapente, los cafés especiales, las actividades culturales y, de la mano de los técnicos, entendimos que habían ya unos elementos que nos permitían avanzar mucho más rápido en la consolidación de un producto turístico de calidad. Cuando revisamos cuales son los mayores detonantes del turismo de los municipios, en comparación con Quindío, encontramos que hay un aspecto importante que es el desarrollo gastronómico. Y ahí evidenciamos una debilidad por lo que este año hicimos una inversión importante con 15 restaurantes, en donde trabajamos temas en todas las líneas de la calidad, el manejo de alimentos y el desarrollo de productos, de la mano de ingenieros de alimentos. Hoy los empresarios de los restaurantes están pidiendo una segunda fase del proyecto que continuará el año entrante.

¿Cuál es el siguiente paso en el apoyo turístico de Apía?

Hemos hecho una apropiación, avalada por la junta directiva el miércoles pasado, para lograr la certificación turística de Apía. Vamos trabajando de la mano de la administración municipal, de la Universidad Tecnológica de Pereira y de los actores que se quieran sumar a esa iniciativa para darle a los municipios un enfoque más especializado, para que con el esfuerzo tan grande que hacemos al traer turismo de eventos a Expofuturo y a los centros de convenciones con la estrategia de Pereira Convention Bureau podamos lograr que esos visitantes se vayan un día a visitar los municipios de occidente, que tienen las condiciones para volverse jalonadores de turismo en la región.

¿Con qué otros municipios se trabajará en el 2020?

Vamos a ampliar el proyecto a los municipios de Santuario, Belén de Umbría y Marsella.

¿La idea es también promover caravanas a los pueblos?

Sí, la junta directiva nos ha pedido reactivar y potenciar los municipios para lograr que éstos vean de cerca el trabajo de la Cámara de Comercio. Así que hemos planteado desarrollar unas caravanas hacia los municipios, pero previamente vamos a trabajar en la definición de cómo vamos a atender las personas que esperamos llevar. No podemos llegar allá y dar un paso en falso. Así que lo primero es acordar con los municipios en qué vamos a trabajar en la oferta gastronómica y como atender a los visitantes, para evitar que terminemos haciendo un daño al municipio porque si la gente no es bien atendida no regresa.

¿Al respecto, en qué va el proyecto de la guía gastronómica?

Este año hemos trabajando en la elaboración de una guía gastronómica que va a empezar a nutrirse con otro tipo de rutas y de recorridos turísticos en el departamento. La idea es que podamos entregar en el Aeropuerto Internacional, en los peajes, en los hoteles y en los restaurantes una guía para que los visitantes sepan donde están los restaurantes, dónde pueden pasear o comer. Es decir que tengan descripción pormenorizada de los sitios turísticos. Ese es un insumo muy importante que se deriva del Cluster IREC de eventos y convenciones, que se acaba de conformar.

¿Qué alcance tiene el proyecto del Distrito Graffiti?

El Distrito Graffiti es un desarrollo, liderado por la junta y la actual administración de la Cámara, para el que ya contratamos a un experto que apoyó la creación de los Distritos Graffiti de Getsemaní en Cartagena y Puente Aranda en Bogotá. La idea es ubicar un sector de la ciudad en donde los muros sean altos y donde se pueda volver un atractivo turístico en la medida en que ahí, de manera masiva, se pinten graffitis, como ha ocurrido en el sector de Wyndwood Walls en Miami, para lograr desarrollar un centro de arte en donde también se puedan ubicar restaurantes, galerías de arte y donde le cambiemos la cara a una o dos cuadras de la ciudad, en un sector específico. Estos lugares se ha vuelto lugares de recorrido obligatorio por parte de los turistas.

¿En qué estado se encuentra el proyecto?

La primera fase es una consultoría que nos va a determinar cual es la zona, de hecho ya hemos visto varias, donde se pueden pintar esos graffitis, lo que no requiere de mayores trámites, pero sí del permiso de la gente del sector, los dueños de los predios, Obviamente se va a presentar el proyecto a la administración municipal, porque va a implicar el arreglo de las vías aledañas para que este tipo de turismo tenga las condiciones mínimas. Esto ya lo hablamos con el alcalde electo Carlos Maya y va a quedar dentro de su plan de desarrollo y vamos a trabajar de la mano de la administración.

Hay otro proyecto llamado El Tren del Café. ¿De qué se trata?

Este es un proyecto que hemos soñado desde la Cámara de Comercio. Sabemos que no es ella la que podría en el futuro construir el tren, pero sí creemos que es determinante que una institución como la nuestra se apropie de un proyecto de éstos y pueda ponerlo en la agenda del Gobernador y de los Alcaldes de varias ciudades como Dosquebradas, La Virginia o Cartago. El proyecto surgió ante la necesidad de buscar una solución a la movilidad de Cerritos, así que trayendo a colación el antecedente histórico vimos que aquí tuvimos tren y tranvía, así que también se podía soñar en que Pereira tuviera una línea de metro. Se decidió apropiar recursos para pagar una consultoría que elaborará el anteproyecto siguiendo las orientaciones del Departamento Nacional de Planeación. Acá lo importante es la voluntad de los gremios, las administraciones para apropiar el proyecto.

¿Cuál será el recorrido del Tren?

El recorrido lo determinará la consultoría y será una línea que una a Dosquebradas, Pereira, La Virginia, Cartago o integrarse al sistema de transporte masivo y si las condiciones están dadas para que sea un tren corto, un tranvía, o un ferrocarril de doble propósito: pasajeros-carga. Todo eso hace parte del análisis que debe hacerse y la junta directiva aprobó apropiar los recursos para la consultoría y  poderle entregar al alcalde y al gobierno el insumo básico para que sueñen con ese proyecto. Esta es una consultoría que cuesta alrededor de $ 100 millones.

¿Qué planes tiene la Cámara con la cocina de Expofuturo?

Se han dado muchas discusiones alrededor de si operamos la cocina del centro de convenciones, si debe concesionar y entregar a un tercero o seguir bajo el esquema mixto actual donde la cocina se habilita para que particulares atiendan los eventos del centro de convenciones. De la mano del presidente de la junta, Diego Panesso, empezamos a investigar cómo hacer ciencia desde esta cocina, la cual valió $1500 millones y cuenta con equipos de ultima tecnología que permitan atender alrededor de 1500 personas en un lapso de una hora. En el Eje Cafetero no existe una cocina de este tamaño.

¿La idea es que sea una especie de laboratorio de cocina?

Un laboratorio de cocina (Food Lab) para hacer ciencia desde los alimentos, que se pondrá a disposición de los emprendedores, lo que implicará vincular químicos e ingenieros de alimentos para que los empresarios puedan desarrollar allí proyectos gastronómicos, tanto de bebidas como de alimentos, empacados al vacío, entre otros. El laboratorio apoyará el desarrollo de productos, sus componentes, el trámite del registro Invima, la propuesta de empaque, para que salga de allí con un plan de negocios. Lo que se busca es volver esto una oportunidad para ponerla al servicio de los emprendedores gastronómicos. Este será el primer Food Lab del país, con un equipo certificado trabajando alrededor del desarrollo de la gastronomía.