La Universidad EAFIT le apunta, con prioridad, a la formación del ser humano

Desde hace 44 años y aún sin contar con una estructura administrativa en la región, la Universidad EAFIT ha estado presente en Pereira contribuyendo a la formación integral de profesionales en distintas áreas del conocimiento, enfocado especialmente en el mundo de los negocios y el manejo de las empresas. En la actualidad, EAFIT mantiene vigente ese enfoque, aunque su oferta académica se amplió a distintas áreas de la administración, las finanzas, las ingenierías, el derecho y las humanidades. Esa vinculación a Pereira comenzó en 1976 cuando se ofertó la primera especialización en Finanzas y se consolidó en 1995 con la apertura de una sede para atender a sus alumnos y egresados. Así que en mayo de éste año la Universidad EAFIT cumplirá 60 años de existencia en el país y en agosto 25 años en Pereira, con las mejores perspectivas de seguir contribuyendo al engrandecimiento de la región, indicó Ana Tulia Gutiérrez Buitrago, directora de EAFIT en Pereira.

Este año EAFIT celebrará 60 años de existencia. ¿Cuántos en Pereira?

El próximo 4 de mayo EAFIT cumplirá 60 años, de hecho hacemos dos celebraciones: la principal de estos 60 años y a su vez celebramos 25 años en Pereira. La razón por la que la Universidad se estableció aquí fue la respuesta a una solicitud que hicieron los egresados de pregrado que querían realizar programas de postgrado en Pereira. Aquí es necesario aclarar que EAFIT llegó a la región en 1976 cuando se abrió el primer programa, que fue exclusivo para nuestros egresados: la especialización en Finanzas, pero que cuenta con infraestructura administrativa desde hace 25 años.

¿El propósito que inspiró la fundación de EAFIT en Medellín se mantiene vigente?

La universidad comenzó como una escuela de administración y finanzas, ese fue el concepto inicial y fue así porque en ese momento las empresas estaban siendo gerenciadas por abogados e ingenieros, aunque la tendencia a nivel mundial ya era la administración de negocios o de empresarios. Entonces ese grupo de empresarios antioqueños comenzó con la escuela de administración y finanzas que eran quienes en el resto del mundo estaban administrando las empresas. Unos meses más tarde se adicionó el Instituto Tecnología y como somos de ascendencia norteamericana, la universidad funciona por escuelas y no por facultades.

¿Sin embargo, esa visión se volvió mucho más universal?

A principios de los años 80 la universidad tomó una visión un poco más general de lo que es una empresa y ya no se enfocó solo en administración y finanzas, sino que empezaron las escuelas de Ingenierías, de Humanidades, de Ciencias y de Derecho. Entonces ya no está exclusivamente enfocada a los negocios como un ente específico administrativo, sino a la empresa como un todo y a la sociedad. La universidad empezó esa participación en algunas áreas del saber y a abrirse al resto del mundo, dejando de ser tan regional. Por eso en algún momento, uno de sus eslogan fue: una universidad abierta al mundo. Y entendemos claramente la importancia de las humanidades y del ser como parte fundamental en la sociedad.

¿Hoy por hoy con cuántos programas cuenta EAFIT en Pereira?

Lo que buscamos en el Eje Cafetero es poderle servir a la sociedad de tal manera que los programas que la Universidad trae sean los que la región y los empresarios necesitan, eso es básico para nosotros. Y actualmente tenemos cuatro especializaciones: en finanzas, eso nunca se va a acabar; en mercadeo, en proyectos y en logística. Actualmente todo se está haciendo por proyectos y logística es uno de los sectores del plan de competitividad. Pero no nos quedamos solo con la especialización sino que tenemos las Maestrías en Mercadeo, en Finanzas, en Proyectos y el MBA (Maestría en Administración).

¿También se están promoviendo otras modalidades de formación?

Trabajamos además cuanto a los programas de educación continua, que es otra forma de transmitir el conocimiento que se genera al interior de la educación, los cuales son diplomados, cursos y seminarios -de acuerdo con la intensidad horaria y de la profundidad-, en idiomas estamos comprometidos con todo el proceso de bilingüismo que existe a nivel regional y nacional, así como con proyectos de innovación.

¿Y cuál ha sido su aporte en el campo de la investigación?

El concepto o la idea de ser de EAFIT es ser una universidad de docencia con investigación, lo que quiere decir que obviamente van a seguir existiendo las clases magistrales pero hoy con toda la información que existe el papel principal de la universidad es generar conocimiento con profundidad, conocimiento con ciencia, lo que no puedo dejar de mencionar. El logo de los 60 años de EAFIT es un número infinito lo que significa que no somos ni hemos llegado a un punto, estamos siendo, somos un proceso, un proceso de transformación. Por supuesto que hay investigación en la universidad en todas esas áreas del saber y en el Eje Cafetero todo lo que se va generando de conocimiento en la universidad lo vamos transfiriendo a la sociedad a través de nuestros programas. Por eso en Pereira ya tenemos tres escuelas: la de economía y finanzas, la de administración y la de ingenierías.

¿Se proyecta la apertura de nuevas escuelas?

En la medida en que vamos identificando esas necesidades en el Eje Cafetero vamos trayendo las nuevas áreas del saber y vamos teniendo una presencia más integral de la Universidad.

¿Cuál es el concepto o modelo que aplica EAFIT en la educación a distancia o virtual?

Nuestro rector, Juan Luis Mejía, permamentemente, plantea que la educación virtual es válida, pero que una cosa es capacitarse y otra es formarse. Uno se puede capacitar a través del uso de las tecnologías y de todas las plataformas virtuales, pero no nos podemos quedar solo en capacitarse, hay que formarse como personas que al final es lo más importantes en la sociedad. Así que el concepto de EAFIT es: yo formo en el campus y educo en el aula de clases. Pero la capacitación es otra cosa, la capacitación que se adquiere por las plataformas virtuales aporta unas habilidades, claro, pero ¿dónde se está formando el ser? Para nosotros, realmente, el enfoque es la universidad, es el campus, la oportunidad de que la gente se junte, que converse, que haya discusiones, que haya preguntas en el mundo real y no perder la esencia del ser humano.

¿La virtualidad aporta competencias profesionales o técnicas, pero no competencias ciudadanas?

Nosotros pretendemos formar el ser humano como un ser integral e íntegro. Entonces para la Universidad la formación virtual no es su prioridad, la prioridad es el ser humano y por eso buscamos juntarlos en el campus.

¿A futuro que planes existen de apertura de nuevos programas o escuelas?

Espero poder llegar el año entrante con cuatro programas nuevos a Pereira, pero es necesario tener el registro calificado -es decir, el permiso del Ministerio de Educación Nacional- para poder hacerlo. Esos programas están enfocados a esa dinámica de la región, nosotros miramos e investigamos cuáles son ellas, a qué le están apostando los sectores productivo y empresarial, como va la sociedad y de acuerdo con ello abrimos los nuevos programas.

¿Qué papel está cumpliendo EAFIT en la Red Universitaria de Risaralda?

Hacer parte de la red es un proceso supremamente importante, primero porque somos reconocidos en la región donde llevamos más de 25 años de presencia, la universidad cree en la región y tenemos un muy buen grupo de egresados a través de los cuales buscamos que ella progrese. En la Red Universitaria nuestro principal objetivo es buscar mejorar la calidad de la educación. Si bien Risaralda tiene un número mayor de estudiantes universitarios que Caldas, para nosotros es claro y tenemos un proceso en el que hemos trabajado con las Universidades Católica y Tecnológica y con las otras de tal manera que nosotros con el saber hacer podemos apoyar -en la medida de nuestras capacidades y en la medida en que las otras universidades se interesen- por tener una mayor calidad en la educación. Mediante esos convenios hechos ofrecido becas para que los demás profesores obtengan con EAFIT sus títulos de maestría y de doctorado.