“Estamos empezando a construir la nueva Belén de Umbría”: Jesús A. Bermúdez

D

e entrada, el nuevo Alcalde de Belén de Umbría, Jesús Antonio Bermúdez Gallego, adoptó dos medidas que van muy en dirección de su estilo de gobierno: amplió en 10 horas semanales la atención a la comunidad y acabó con los “doctores” dentro de la administración. “Los doctores ya no trabajan aquí. Somos servidores públicos, eficientes y disponibles”, afirma el Alcalde cuyo plan de gobierno está enfocado en la construcción de un nuevo municipio, con el lema: “Alcaldía de Belén, bienestar para todos”.

¿Cómo encontró el municipio al inicio de su administración?

La verdad es que el municipio se encuentra en unas condiciones muy favorables. Es notable, por ejemplo, que el nivel de endeudamiento es cero, el anterior alcalde decidió no endeudarse y el pasivo que tiene el municipio es mínimo. Adicionalmente, gracias al manejo juicioso de las finanzas públicas, dejó recursos del balance para iniciar inversiones que nos permitirán darle continuidad a muchos de los programas. Por ejemplo, esta semana empiezan a trabajar en el Centro Vida, uno de los programas bandera de la anterior administración. El Centro acoge hoy a más de 360 adultos mayores que si no tuvieran ese programa vivirían en la indigencia. Además incrementamos en más de 120 cupos el programa de adultos mayores financiado por el gobierno nacional, los cuales viven en la pobreza y tendrán un alivio de $ 70.000 mensuales.

¿Qué otras acciones hay previstas para los adultos mayores?

En Belén de Umbría la tercera edad se ha atendido muy bien en los últimos tres años y nosotros vamos a darle continuidad. Hace ocho días se inició el apoyo al Hogar del Anciano donde hay 39 adultos mayores que viven en la indigencia total y hoy están atendidos con todas las garantías de salud, alimentación y alojamiento. En Belén hay más de 400 ancianos que están recibiendo atención directa con recursos del municipio a través de la Estampilla ProBienestar del Anciano y de los recursos propios que hemos invertido en el Centro Vida. La anterior administración también dejó una partida  para construir el Centro Vida de Taparcal, el corregimiento más grande del Belén, el cual puede acoger 120 adultos mayores.

¿De la pasada administración quedan obras en ejecución?

Hay tres obras: la pavimentación de vías con recursos del Sistema General de Regalías ejecutada en un 70 a 75 %; la pavimentación de 19 vías que va en el 60 % de ejecución con recursos de Prosperidad Social en un contrato de más de $ 2.300 millones y la construcción del Centro de Integración Comunitaria en La Florida, una de las veredas más pobladas que linda con Apía, por valor de $ 1.300 millones.

¿Qué iniciativas van a caracterizar su administración?

Este mandato se va a distinguir por la inversión social, la tercera edad será nuestra prioridad, al igual que los niños, los adolescentes, la mujer y los jóvenes. En Belén hay un problema severo de adicción a las sustancias psicoactivas y al licor, por ello vamos  trabajar fuertemente en esas tareas. Además estamos teniendo problemas de inseguridad, en las fincas y las casas, asociados al consumo de drogas por parte de jóvenes que no trabajan pero sí consumen. También daremos mucho apoyo a la comunidad para enfrentar el problema de violencia intrafamiliar, mediante tareas de cultura ciudadana para que las familias sean cada vez más amigables y vivan en unos entornos saludables y de convivencia.

¿Se le dará prioridad al campo?

Para el sector rural hemos diseñado un proyecto bandera llamado “Vamos campo” con tres componentes: el mejoramiento de 230 kilómetros de vías rurales, de las cuales 220 están a cargo del departamento, para incrementar la productividad en el municipio que más café produce en Risaralda y el 5o a nivel nacional, también somos los primeros productores de plátano en el territorio y uno de los 10 más grandes en el país. Por eso nuestras vías deberían estar en perfectas condiciones en todo tiempo, pero la Gobernación en los últimos cuatro años careció de capacidad suficiente para atenderlas y le corresponde a la empresa Envías mejorarlas. Nosotros tenemos una cantera y vamos a seguir atendiendo esas vías y a comenzar unos programas intensivos de pavimentación de vías rurales para mejorar la competitividad.

¿Qué otro impulso se le dará al sector rural?

Implementaremos la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y el Emprendimiento, ya estamos contratando los estudios para la reestructuración administrativa con miras a crear ese despacho y modernizar la planta de personal de la Alcaldía que tiene más de 30 años. En “Vamos Campo” enfatizaremos ante los gobiernos nacional y departamental en la construcción y el mejoramiento de la vivienda rural para tratar que los campesinos no se sigan viniendo para el pueblo. Esas tres líneas de “Vamos Campo” nos van a permitir darle mayor comodidad al campesino y al productor.

¿En materia de vivienda cuáles son las metas?

La proporción hoy es del 53 % de la población en zonas rurales y el 47 % en la urbana, el problema más grande se presenta por déficit cuantitativo y cualitativo de vivienda en el campo. Belén es un pueblo que ha expulsado gente hacia la zona urbana, pero no por problemas de violencia sino porque la gente se siente más cómoda en el pueblo. Así que son alrededor de 2000 personas que a diario se desplazan de la zona urbana a la rural para trabajar. Por eso se implementarán programas de construcción y mejoramiento de vivienda rural para tratar de que la gente se vuelva y permanezca en el campo. Estimamos un déficit de 1200 y en la urbana otro tanto, un total de 2500. Hemos propuesto que en los próximos años se construyan por lo menos 850 viviendas de interés social para atender las necesidades de las comunidades más desfavorecidas. En el rango medio y alto se requieren unas 250.

¿Qué otros pilares tendrá el Plan de Desarrollo de Belén?

Hay otros pilares que pretenden preparar a Belén de Umbría para los próximos 20 años, queremos promover el turismo pero para ello necesitamos mejorar el acceso por la carretera Belén-Remolinos que es una trocha, como lo señaló el Gobernador de Risaralda. Ello nos obliga a hacer una inversión pronta y rápida para suplir esa necesidad con la construcción del Viaducto de la Paz en el sector de El Silencio que es un daño que ocurrió hace 24 años y todas las administraciones han soportado. Estoy obligado  a solucionar esa problemática, no solo porque en el 2015 contratamos los estudios desde la Gobernación sino porque soy ingeniero civil y especialista en vías, así que tenemos una propuesta muy seria para este puente de 120 metros para superar esa falla y el cual $ 15.000 millones, que esperamos financiar con recursos de la Nación, la Gobernación, el Municipio y Regalías.

¿También está proyectada una variante para este municipio?

En Belén de Umbría hay que crear otros ejes viales nuevos, porque el municipio tiene graves problemas de movilidad. Por ello nuestro programa bandera desde el punto de vista de desarrollo urbano es mejorar la movilidad mediante un plan maestro de parqueaderos y la construcción de la variante de Belén, proyecto aprobado desde el 2000, para superar la estrechez y la falta de capacidad de las calles. Esta variante la hemos denominado el Parque-Via Los Guayacanes será también una prioridad. Además el proyecto de la glorieta de La Puerta del Sol, el cual ayudamos a diseñar, ya está aprobado y cuenta con recursos de regalías, para descongestionar la avenida Umbría desde la Alcaldía hacia el norte en donde hay una gran congestión por la existencia de negocios de café, plátano y supermercados.

¿Qué legado aspira a dejarle a su municipio?

Lo anuncié en el Concejo Municipal: siendo ingeniero civil y con más de 25 años de experiencia y habiendo desempeñado los cargos que Dios, la comunidad y muchos amigos me han permitido, entre ellos varios gobernadores y alcaldes de Pereira, pienso que debo ser recordado como el Alcalde que cambió el modelo de desarrollo de Belén. Queremos cambiar el modelo urbanístico para modernizar el municipio y cambiar la forma de prestación de los servicios públicos para adecuarlos a la nueva Belén. Los ciudadanos en las urnas acogieron la propuesta que les hice de construir una nueva Belén de Umbría, un territorio donde todos vamos a poder vivir bien.