El turismo de bienestar y de salud, la apuesta de Risaralda

Desde el año pasado, el Clúster Risaralda Comfort Health está trabajando desde al órbita del sector privado con la mira puesta en posicionar a esta región como uno de los principales centros de turismo de salud y de bienestar para los extranjeros, aprovechando las ventajas de estar ubicada en pleno corazón del Paisaje Cultural Cafetero. Sobre el presente y el futuro de esta modalidad del turismo hablamos con Catherine Arango Slingsby, directora del Clúster Risaralda Comfort Health.

¿Cómo está conformado este clúster?

El clúster nació en el 2013 en la Gobernación de Risaralda, por iniciativa de la Secretaría de Desarrollo Económico y Competitividad, y comenzó a fortalecerse hasta llegar al día de hoy donde está compuesto por 43 miembros de los sectores turismo, salud y bienestar. Le estamos apostando al mercado nacional e internacional, porque desde hace muchos años hemos recibido muchos pacientes del extranjero que vienen hacerse un tratamiento de salud pero toman su servicio, el hotel y el transporte de manera particular, así como las ideas turísticas. El clúster nació por la necesidad de articular esta oferta y proponer un producto de talla mundial articulado por todos los prestadores de la cadena de valor. El año pasado se formalizó como una federación sin ánimo de lucro con personería jurídica o sea el Clúster ya es un ente independiente, sin embargo tiene unos aliados estratégicos muy importantes que son en total siete aliados estratégicos, entre ellos el sector público y la academia.

¿A través de qué medios están promocionando sus servicios?

En este momento tenemos una página web, allí nos pueden contactar y nosotros pasamos la información al prestador de salud o al de turismo y cada uno ofrece su servicio, tenemos un operador de turismo, Living Trips, que se encarga de hacer toda la parte turística, coordinar el tema de tiquete aéreo, transporte especializado, hospedaje, actividades turísticas y ellos ya lo conectan con el prestador de salud.

¿Cuántas especialidades en salud tienen en su portafolio?

Tenemos medicina de alta y baja complejidad, desde cirugías especializada desde Ortopedia, Maxilofacial, Ginecologíay todas las especialidades y en parte de baja complejidad tenemos Dermatología, Oftalmología, Odontología Especializada, así como cirugía plástica y estética.

¿Cuáles son las líneas de mayor demanda de los pacientes?

Lo que más buscan es Cirugía Plástica, en especial Cirugía Plástica Reconstructiva por parte de personas que después de un accidente quieren mejorar su apariencia y en cuanto a odontología estética, obviamente el diseño de sonrisa e implantes dentales, en el campo de la dermatología el uso del Láser de Rejuvenecimiento y en Oftalmología la  cirugía láser.

¿Frente al flujo de visitantes, qué porcentaje corresponde a turistas que vienen por confort o por salud?

Esas estadísticas no las tenemos muy claras en Risaralda porque desde hace muchos años no se ha venido tomando como los datos puntuales, pero si hay un número muy grande de personas que vienen a hacerse procedimientos de salud sobre todo los colombianos residente en el exterior, quienes las vacaciones para hacerse sus tratamientos médicos. Es un número grande, estamos ya en proceso de recoger esas estadísticas porque ya desde el Ministerio de Salud exigen que cuando se atiende un paciente internacional se reporte como tal, pero eso es una normativa nueva, así que apenas se están recogiendo las cifras. ProColombia también se encarga de recoger las cifras pero no tienen mucha información sobre Risaralda. Éste es un sector que le aporta mucho a la economía y impacto fue reconocido por el anterior Gobernador por el impacto que genera en la economía de la región, dado que los visitantes gastan en  tiquete, hoteles, alimentación y turismo. Esta actividad genera para la ciudad un ingreso económico bastante alto, lo cual amerita que se trabaje en conjunto en este campo.

¿Cuáles son los principales rubros de gastos?

El gasto médico incluye los insumos, las medicinas, las intervenciones quirúrgicas y, a diferencia de los otros tipos de turismo. El que viene de paseo consume en el hotel, la guía turística o en compras pero en salud gasta en todos los renglones y son estadías muy largo. A InSer, que es uno de nuestros miembros, vienen muchos pacientes en pareja a hacerse tratamientos de fertilidad y se quedan dos semanas en la ciudad, entonces es un gasto muy alto que genera empleo en la ciudad.

¿Porqué no se había formalizado el clúster antes?

En este caso el clúster nació de la Gobernación de Risaralda y ha venido funcionando a pesar de los cambios de gobierno. Esa fue una de las preocupaciones iniciales: que el clúster se quedara y muriera al sector público. Cuando yo comencé elegimos un comité coordinador compuesto por gerentes o propietarios de Instituciones muy fuertes y ellos se empoderaron del tema, propusieron formalizarlo y darle existencia legal, lo que le otorga otro status y le permite acceder a recursos del sector público, mediante convenios y otras figuras.

¿Cuáles son las ciudades o regiones colombianas líderes en este tipo de turismo?Medellín es muy fuerte en turismo de salud, Cartagena le está trabajando al igual que Bucaramanga, ellos tienen convenios con clínicas internacionales que les mandan los pacientes a través de Joint Commission International que es una acreditación que exigen los mercados europeo y norteamericano. Estos convenios le aseguran la llegada de pacientes y tienen ambulancia aérea y otros servicios. El paciente particular va más a Medellín, Cartagena, al Eje Cafetero y también van a Bogotá.

¿Qué tanta participación tenemos en este tipo de mercado turístico?

Pereira y Risaralda tiene un plus que es el Paisaje Cultural Cafetero, ese es el diferencial que nosotros tenemos, no todo el mundo quiere mar y muchos quieren conocer la región cafetera. Pero tenemos algunas desventajas, como la conectividad aérea: no tenemos -por ejemplo- un vuelo directo con Aruba y eso nos afecta mucho. Aruba manda muchos pacientes a Colombia, porque tiene un sólo hospital y no tiene todas las especialidades. Si alguien tiene una enfermedad crónica o sufre un accidente, algo de alta complejidad y lo tienen que mandar a otras ciudades pero ellos trabajan con clínicas acreditadas y en Pereira no tenemos. Comfamiliar Risaralda va a tener la acreditación del Icontec pronto y eso nos facilita hacer un convenio, pero el hecho de  no tener un vuelo directo a Aruba nos perjudica porque entonces ellos prefieren irse para Bogotá o llegar a Medellín.

¿En el caso de Aruba y otras países, cómo se está promocionando el clúster?

Tenemos un mercado objetivo: el colombiano residente en el exterior, tanto en Estados Unidos como en España donde hay más nacionales residentes. El año pasado fuimos a Aruba, a través de un proyecto de regalías de la Gobernación de Risaralda que apoyó con  recursos a 19 instituciones. Allí hay un potencial enorme está mandando los pacientes a Bogotá, Medellín, Bucaramanga y Cali a clínicas acreditadas, con el Icontec o con Joint Commission, pero les está saliendo muy costoso. Risaralda sería una opción menos costosa, no solamente en el servicio de salud que se presta sino en el tema turístico. Eso lo estamos hablando en el tema de convenios con aseguradoras, cuando el paciente lo manda su aseguradora y Aruba tiene un sólo sistema de salud que se llama AZB que es como el seguro social, les dan cubrimiento 100% y los manda con un acompañante, lo que es una buena oportunidad. Estamos trabajando en eso para poder llegar a hacer un convenio con AZB en el mediano-largo plazo cuando tengamos la acreditación

¿Y en cuanto al personal científico y los equipos estamos bien titulados calificados?

Los especialistas que están en el clúster son muy calificados, tienen una amplia trayectoria por buenas prácticas y por usar equipos de última tecnología y, obviamente, estamos compitiendo con Bogotá, Medellín y otras ciudades.

¿Qué tanto afecta al sector del turismo de salud la informalidad, en especial en el campo de la cirugía estética?

En el Clúster no puede estar el médico ni la clínica de garaje. Eso asegura que cuando una persona toma un servicio con una persona del clúster está tomándolo con un médico prestigioso y reconocido en la región que cuenta con la habilitación, con las certificaciones requeridas, obviamente también hay unas pólizas de cobertura para turismo de salud.

¿Este año a qué eventos internacionales proyectan asistir?

El hecho de que el clúster sea privado, tiene que ser autosostenible y estamos trabajando en la gestión recursos para ir a misiones internacionales. Como ya participamos en una misión comercial exploratoria en Aruba, lo que queremos es trabajar ese mercado y hacer un plan de marketing digital para promocionarnos. Allí realizamos una vitrina comercial donde cada médico tenía su stand y promocionó su oferta pero tenemos que hacer un seguimiento y hacer unas campañas de marketing digital para posicionarnos en redes. Tenemos contemplado algo en Florida (Estados Unidos). Además el Clúster trabaja en varias líneas estratégicas no solamente en el tema de internacionalización, también le estamos apostando a proyectos, excelencia clínica.

¿La región está preparada para este tipo de turismo?

Risaralda ha venido trabajando en turismo de salud hace mucho años, yo creo que hace 15 años está recibiendo extranjeros. Yo pienso que Risaralda está preparada, nos falta el tema de conectividad aérea es muy importante, es muy importante para que no se nos desvíen para otro lugar. En el tema de bilingüismo hay que trabajarle también y es importante que en cada clínica tengan una persona que maneje el inglés.