Con estrictos protocolos Pereira se prepara para la reactivación económica

Después de 67 días de aislamiento preventivo obligatorio, a la fecha Pereira reporta un consolidado de 20 casos activos de COVID-19 gracias a las medidas que ha adoptado el gobierno municipal. Ahora, la ciudad se prepara para la reactivación de otros renglones de la economía, entre ellos el comercio, para comenzar a avanzar hacia la superación de la crisis económica, social y ecológica desatada por la pandemia del Coronavirus. Sobre este tema hablamos con el Alcalde de Pereira, Carlos Alberto Maya López, quien explicó el alcance de las medidas expedidas por su despacho a partir de ayer y las cuales incluyeron el levantamiento de la medida de «pico y cédula» que regía desde el pasado 8 de mayo.

¿Cuál es el alcance de estas nuevas medidas en Pereira?

Veníamos observando como miles de pereiranos buscaban la alternativa del transporte público para ir a su lugares de trabajo o de residencia. No obstante el congestionamiento de tantas personas en ese sistema nos llevó a tomar la decisión de suspender la medida del «pico y placa» para motocicletas, carros particulares y taxis. Ha sido también necesario, en este caso, quitar la medida del «pico y cédula» con el objetivo de que la ciudad pueda empezar el reestablecimiento económico y social. El gobierno nacional, mientras que plantea un discurso de aislamiento preventivo y obligatorio, viene habilitando varios sectores de la economía, así que necesitamos quitarles las dificultades a los pereiranos para alcanzar esa reactivación económica.

¿Las cifras de propagación del COVID-19 justifican esas medidas?

Esto está basado en que hoy en Pereira solamente 20 personas están contagiadas, lo cual es una cifra muy pequeña que nos tiene muy contentos. Sabemos que no hemos ganado la batalla, pero vamos por buen camino, en las unidades de cuidados intensivos no tenemos ninguna persona a la fecha y contamos con una buena capacidad hospitalaria instalada para atender algún caso que así lo requiera. Entonces hemos decidido levantar el «pico y cédula» para que todos los pereiranos que necesiten ir a trabajar puedan hacerlo, respetando -por supuesto- los protocolos de bioseguridad y utilizando tapabocas, el gel antibacterial y, en algunos casos, el alcohol y acudiendo al el lavado de manos permanente.

¿Esta decisión implica, además, que se aplican las 46 excepciones que contempla el decreto anterior?

Esas restricciones existían para hacer compras en los supermercados, las farmacias y diligencias bancarias. Pero en esta ocasión no vamos a poner ninguna restricción, lo que sí necesitamos es que todo aquel que salga a la calle tenga el cuidado de protegerse para no contraer el virus y llevarlo a casa para contagiar a sus seres queridos.

¿Cómo se ha logrado ponerle freno a la propagación del Coronavirus?

Este logro no es del Gobierno de la Ciudad, es de todos los pereiranos, en el cual logramos hacer un aislamiento preventivo obligatorio antes de que lo decretara el gobierno nacional. Al mismo tiempo se tomaron las decisiones en materia de ampliación de la capacidad instalada de los servicios hospitalarios, aumentamos el número de camas disponibles de la ESE Salud en las Unidades Intermedias de Kennedy y Cuba, adicionalmente con los gremios de la ciudad y la Cámara de Comercio habilitamos el centro de convenciones Expofuturo para tener una alternativa hospitalaria que, gracias a Dios, a la fecha no ha sido necesario utilizar pero que está disponible. Y con al apoyo del Gobernador de Risaralda habilitamos la antigua clínica SaludCoop en Turín para tener otra alternativa para los pacientes COVID-19. Gracias a las determinaciones adoptadas en Risaralda hemos logrado contener significativamente el contagio, vamos por un buen camino, tenemos un buen precedente, no se ha ganado nada pero creemos que con la ayuda de todos los pereiranos vamos a ganarle la batalla al Coronavirus.

¿Se cuenta también con más camas UCI para pacientes COVID-19?

En la ampliación de la red hospitalaria, también habilitamos más camas UCI y más respiradores. Es importante reconocer en ese propósito el esfuerzo del sector privado, de Comfamiliar Risaralda y de las clínicas pivadas de la ciudad.

¿Estas medidas alivian la situación de gran cantidad de pereiranos viven de actividades informales e independientes?

Como poco a poco se han ido reestableciendo las actividades económicas, es importante reconocer que ya nos estamos poniendo en los zapatos de quienes viven del día a día. Se trata de las señoras de servicios generales, los meseros, los vendedores ambulantes, los pintores, los que reparan las lavadoras, etc, etc. El 58% de los pereiranos vive del día a día y ya más de dos meses de aislamiento preventivo obligatorio para el bolsillo de los pereiranos es una situación muy compleja. Por ello tenemos que buscar alternativas para reestablecerlos económicamente. Por supuesto que así como en el pasado nuestros ancestros usaban el pañuelo como una herramienta permanente de salud, ahora nos corresponderá utilizar el tapabocas para disminuir el riesgo de contagio.

¿Desde el próximo lunes, qué nuevas actividades económicas se van a reabrir?

Vamos a acoger todas las decisiones que el gobierno nacional implemente en esa materia, por ejemplo en el caso del comercio, pero le estamos proponiendo al gobierno nacional un modelo piloto para los restaurantes, los gimnasios y para las actividades religiosas, con protocolos de bioseguridad, con cuidados de autoprotección y con el 30% de su capacidad. Ellos ya están presentando sus protocolos y vamos a presentarlos al Ministerio de Salud para que sean aprobados y con ello lograr esa posibilididad. En cuanto a la apertura de bares y discotecas, eso todavía no se puede, dado que el gobierno nacional no lo ha autorizado.

¿Y qué noticias hay con respecto de las actividades de barberías y peluquerías?

Hasta donde hemos conocidos por las alocuciones del gobierno nacional estos establecimientos podrán operar a través de citas previas, con distanciamiento social y con una capacidad menor al 30%. No obstante, tanto para esa actividad como para otras, se requiere de la expedición del decreto del gobierno nacional para poder hacerlas cumplir.

¿Vuelve y juega el tema con los bancos que poco están contribuyendo a la superación de esta crisis?

Ni los bancos ni la Superintendencia Financiera lograron colocarse del lado de los usuarios. Primero restringieron la utilización de los servicios bancarios hasta la 1:00 de la tarde, disminuyeron el número de empleados para atender en ventanilla a los usuarios y recortaron el número de sucursales abiertas al público. Necesitamos, por supuesto, y este es un reclamo que en repetidas ocasiones hemos hecho al sector bancario, que los bancos empiecen a incorporarse a la normalidad y que garanticen un mejor nivel de atención para que sea menor el número de personas haciendo fila para adelantar cualquier diligencia.

¿Y tampoco acogieron los ofrecimientos de la Alcaldía de alivios financieros para el sector empresarial?

En efecto, en cuanto a los créditos no logramos avanzar con algunos de ellos frente a los propósitos y las propuestas del Gobierno de la Ciudad, lo que hizo necesario cambiar la alternativa y vamos a buscar la posibilidad de crédito para pequeños, medianos y grandes empresas a través del INFIDER. En ese sentido firmamos un convenio la semana pasada para garantizar ese propósito.

¿Pero esto implica flexibilidad en las condiciones para que esos empresarios puedan acceder a tales recursos?

Con el INFIDER vamos a tener mayor flexibilidad, menor número de requisitos a la hora de tramitar un crédito y menores tasas de interés.

Deja un comentario