Alerta: la mayoría de los usuarios creen en todo lo que ven o leen en la web

En promedio el 70% de los latinoamericanos no sabe como reconocer en Internet una noticia falsa de una verdadera, según reveló un estudio desarrollado por la compañía global de ciberseguridad Kaspersky, en conjunto con la consultora de estudios de mercado CORPA. En ese sentido, quienes menos logran identificar una fake news son los peruanos con 79%, seguidos por colombianos (73%) y chilenos (70%). El estudio arrojó además que -en promedio- un tercio de los latinoamericanos utiliza únicamente las redes sociales para informarse a diario y solo un 17% lo hace a través de páginas webs de medios de comunicación tradicionales. De éstos, quienes emplean las redes en mayor medida para este propósito son los mexicanos con un 35 %, mientras que un 26 % de los colombianos lo hacen. Sobre el tema hablamos con  Roberto Martínez, Analista Senior de Seguridad de Kaspersky.

¿Por qué el aumento en las tendencias a informarse a través de internet o redes sociales?

En 2019, el 70% de la población en América Latina -más de 440 millones de personas, según datos de Internet World Stats- contaba con conexión a Internet y lo que Internet nos ofrece es inmediatez. Hoy nuestra vida ha migrado en muchos aspectos al mundo digital: vivimos conectados a nuestros dispositivos y la misma rutina diaria hace que sea más sencillo informarnos a través de sitios web o de las mismas redes sociales.  Y aunque la posibilidad de permanecer en línea a toda hora tiene mayoritariamente una connotación positiva, pues nos permite estar al tanto de todo lo que ocurre a nuestro alrededor, nuestra más reciente investigación de amenazas revela que estos mismos canales son cada vez más utilizados por delincuentes, atacantes maliciosos, e incluso acosadores, para engañarnos y convertirnos en víctimas del cibercrimen.

¿Y a qué se atribuye el auge de las fake news (noticias falsas)?

Las noticias falsas no son un fenómeno nuevo; éstas han existido siempre; sin embargo, el auge de las redes sociales y plataformas como Facebook y Twitter las han hecho más visibles y accesibles a todas las personas y por eso es que su alcance es tan grande. Las fake news despiertan temor, sorpresa y la gente es más propensa a compartir este tipo de información sin tomarse la molestia de revisar de dónde proviene. A esta situación se agrega el auge de bots que aceleran la difusión de este tipo de noticias.

¿Se han convertido las fake news en un eficaz argumento en las campañas políticas para desprestigiar a los opositores?

No podemos limitar el tema de fake news al ámbito político únicamente; en años anteriores hemos sido testigos de cómo se utilizan las noticias falsas para la propagación de campañas con fines de desinformación y manipulación de la opinión popular. De hecho, nuestro Pronóstico de Ciberamenazas para América Latina incluimos que este año, el nivel de orquestación de dichos ataques alcanzará un nivel de sofisticación prominente.

¿Qué tanto daño es posible causarle a las personas, las instituciones o las empresas mediante el uso de estas prácticas?

La mayoría de los usuarios creen en todo lo que ven o leen en la web y no se dan el tiempo de comprobar la veracidad de esas noticias. En este sentido, el Internet y las redes sociales se transforman en el escenario perfecto para la creación y expansión casi indiscriminada de contenidos engañosos, gracias a la accesibilidad y viralización que les caracteriza, lo que puede llegar a ser muy peligroso sobre todo cuando ponen en riesgo la seguridad de información, dinero, y hasta la seguridad física de una o varias personas.  En el caso de las fake news, éstas no solo pueden dañar a una persona o institución, destruir confianzas e incluso generar caos. También son utilizadas por los ciberdelincuentes para atraer a usuarios despistados a hacer clic en enlaces maliciosos y concretar así el robo de identidad o de dinero.

¿Cuáles son las fórmulas más prácticas para detectar las noticias falsas?

Algo tan sencillo como verificar el dominio y URL de la página en la que consultas alguna noticia puede ayudarte. Hay sitios que utilizan el nombre de grandes medios de comunicación con variaciones en la redacción de sus nombres. Siempre asegúrate de que estás en la página correcta.

Revisa si la noticia fue reproducida por otro medio de comunicación; servicios como Google News, por ejemplo, solo ofrece resultados de sitios verificados.

No hagas clic en anuncios en redes sociales que parecen ser demasiado buenos para ser verdad ni en enlaces de fuentes dudosas, y si decides hacerlo, no reveles información personal.

Asegúrate de que tu computador está al día con todas las actualizaciones: navegadores, plug-ins, parches de seguridad).

Instala en todos tus dispositivos electrónicos una solución robusta de seguridad como Kaspersky Security Cloud que puede proteger datos personales, alertar sobre sitios web peligrosos y notificar si tu información personal ha sido comprometida.

¿Es posible construir una nueva cultura de consumo responsable de información a través de internet y redes sociales?

Sí, es posible y para ello necesitamos educar y apoyar a los internautas para que puedan apreciar plenamente cuán valiosa es su identidad e información personal y profesional, y tomen consciencia de que todo lo que hacen en línea no es solo para ellos o sus más cercanos, sino también para desconocidos, incluidos los delincuentes. Por ello deben asumir la responsabilidad de proteger sus datos a través de contraseñas y soluciones anti-malware, pero también mejorando sus comportamientos en línea.

¿Qué son los

“icebergs digitales”?

Hablar de un Iceberg Digital es lo mismo que hablar de un iceberg físico: en Internet no todo lo que vemos es lo que realmente es. En las oscuras profundidades del mar puede esconderse una enorme masa de hielo capaz de hundir nuestro barco de un solo golpe si creemos únicamente en lo que está a simple vista: su punta.  En Internet, esa punta puede ser una noticia falsa, un correo de cumpleaños con un link maligno, una atractiva oferta que llega como SMS a nuestro smartphone, o una imagen que propagamos por nuestra oficina; cosas que pueden verse inocentes, pero que por pecar de ingenuos podrían generar enormes daños en nosotros y en nuestro entorno.

¿Cómo pueden las personas evitar convertirse en víctimas de los “icebergs digitales”?

La educación en temas de ciberseguridad es la clave. El Estudio Regional Iceberg Digital revela hasta qué punto, los dispositivos electrónicos conectados a Internet y las actividades en línea se han convertido en parte integral de la vida de los consumidores de América Latina. Sin embargo, el estudio también revela una profunda contradicción entre lo que los usuarios conectados entienden y temen, y lo que hacen independientemente de esos temores. Debemos estar conscientes de cuáles son los riesgos de la vida digital, educarnos y actuar con responsabilidad.

¿Empresas como Kaspersky qué están haciendo, desde el punto de vista tecnológico, para combatir estas prácticas?

Kaspersky es una compañía que está comprometida a ayudar a empresas y personas a proteger lo que más les importa, no solo mediante su portafolio completo de soluciones de seguridad, sino también a través de la conciencia y la comunicación; capacitando a los usuarios para que tomen decisiones informadas sobre su propia seguridad y sobre quienes los rodean.