Manos Rojas:voz alerta frente al reclutamiento ilegal de niños y adolescentes.

En el Eje Cafetero hay 187 casos de niños, niñas y adolescentes reclutados en forma ilegal por grupos armados, de acuerdo con los reportes oficiales de la Unidad para las Víctimas. En el país esa cifra se eleva a 8090 lo que significa una reducción del 83 % con relación a la cantidad de menores reclutados en forma ilícita en el 2012. Es importante destacar que el 66,5 % del Registro Único de Víctimas son hombres y 33,4 % son mujeres. De este mismo registro, destaca que el 5.9 % de los menores de edad vinculados a grupos armados ilegales pertenece a comunidades negras y afrocolombianas y el 5.5% a comunidades indígenas. La Unidad para las Víctimas tiene en su registro, de acuerdo con las declaraciones presentadas por las víctimas, que el reclutamiento ilegal de menores ha sido perpetrado en su mayoría por grupos guerrilleros con más de 3.000 casos. Este despacho, que junto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Agencia de Reincorporación y Normalización, trabaja en la ruta de tránsito de desvinculados de grupos armados ilegales para el restablecimiento de los derechos de los niños, Niñas y adolescentes reclutados ilegalmente, el proceso de reintegración y la reparación integral. Dentro de este programa, 70 menores de edad han sido beneficiados por esta estrategia que se implementa en cinco regiones: Antioquia, Eje Cafetero, Valle del Cauca, Meta y Bogotá.  Así lo indicó Laura Moreno, directora territorial de la Unidad para las Víctimas en el Eje Cafetero, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de las Manos Rojas que tiene como finalidad detener y prevenir el uso de niños, niñas y adolescentes en la guerra o cualquier tipo de violencia en el mundo.

¿Cuál es el objetivo de la conmemoración del Día Internacional de las Manos Rojas?

El objetivo es prevenir el uso de las niñas, niños, jóvenes y adolescentes en la guerra o para cualquier tipo de violencia en el mundo. El propósito es sumar voces para que esto no se siga presentando y mucho menos en el Eje Cafetero. Como su nombre lo indica es el Día Internacional, es decir que esta conmemoración no solo se realiza en Colombia sino en el mundo entero.

¿En el país que tan grave es la problemática de reclutamiento ilegal de menores?

En el Eje Cafetero, el reclutamiento ilegal hasta el momento han sido reportados 477 casos de niñas, niños y adolescentes provenientes de otras regiones colombianas. Según la Red Nacional de Información se registran 187 casos ya identificados, pero no precisamente porque hayan ocurrido en esta zona sino en otras parte del país. Así que esos 477 casos son porque los han denunciado o declarado ante las Personerías en el Eje Cafetero, pero que aún no han sido incluidos en el Registro Único de Víctimas, porque todo lo que se reporta allí debe tener material probatorio.

¿En comparación con años anteriores, esta cifra ha ido aumentando o disminuyendo?

Afortuamente entre el año 2000 y el 2012 tuvimos una cifra considerable en cuanto al reclutamiento de menores, pero después del 2012 y hasta el 2019 se presentó una reducción del 83 % de víctimas por este fenómeno, ello quiere decir que a partir de ese año hasta la fecha no hemos tenido casos reportados de manera significativa, es posible que se hayan reportado uno o dos o tres. De igual manera es importante resaltar que en el país de los 8.090 niños y adolescentes que tenemos reportados, el 40 % de estas víctimas del conflicto por parte de grupos armados ilegales, quienes han reclutado a los niños y a los jóvenes para el uso indebido y con fines delectivos, han sino indemnizadas.

¿Quiénes son los mayores reclutadores ilegales de menores?

Después del 2012 hubo una reducción significativa de esta problemática, pero ello no quiere decir que no se estén presentando casos nuevos y con estos espacios conmemorativos tratamos de sumar voces y de decirle al país entero que nos manifestemos en contra de estos hechos, en contra del reclutamiento infantil, que los niños y los jóvenes de Colombia no deben ser usados para estos fines sino que, por el contrario, son seres de paz, son niños para los que buscamos que sean el futuro de nuestro país. Estos actos conmemorativos lo que pretenden es sentar precedentes y decir: no más reclutamiento de los niños, niñas y adolescentes, no solo en Colombia sino en el mundo entero. El llamado es a que no se usen los menores, ellos son nuestro futuro y nuestra razón de ser y debemos darles todas las garantías y dignificarlos.

¿Cuáles son las comunidades o grupos poblacionales más afectados con esta situación?

Es posible que en los territorios donde tengamos incidencia étnica, haya más presencia de este tipo de reclutamiento por la vulnerabilidad que ellos presentan y por las condiciones del territorio donde confluyen, pero lo que se ha tratado de hacer con todas las entidades del Estado es poder garantizar que los menores vayan a las escuelas y los colegios, que estudien y que se preparen, que no se queden en casas, que no salgan a las calles a exponerse, porque ello los vuelve más vulnerables y los expone a que pueden ocurrir este tipo de hechos.

¿Cuál es la hoja de ruta para la atención de esta clase de situaciones?

La Defensoría del Pueblo y las Personerías Municipales son las dependencias competentes para recibir este tipo de declaraciones y de denuncias. Ellas, en conjunto con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ayudan a las familias a hacer todo  el acompañamiento y con las valoraciones que se hacen de esas declaraciones nosotros hacemos la tarea de incluirlos en el Registro Único de Víctimas y una vez sea incluido hay que darles todas las garantías que ellos merecen y que nosotros como Unidad para las Víctimas estamos para reparar.