Fabio Castaño Molina
Columnista

Fiel a su filosofía y misión pura y clara de servir a los intereses de la ciudad y la región como lo ha hecho durante sus más de 90 años de existencia, la Sociedad de Mejoras de Pereira -SMP toma un nuevo y vigoroso aire con el arribo de Ana María Cuartas en su dirección ejecutiva y de una nueva junta que gracias al perfil altruista y liderazgo de sus miembros estamos seguros consolidará la reciente y brillante gestión e impulso que con mucho dinamismo y transparencia le imprimiera durante más de 4 años su saliente presidente Felipe López Hoyos, brillante empresario pereirano cuyo ADN como el de la mayoría de sus compañeros en esta institución, está imbuido de servicio y de civismo por las causas nobles de esta Pereira que otrora época escribiera páginas gloriosas que la pusieron como ejemplo ante la faz nacional por esa gesta cívica que relata magistralmente en su obra “Pereira” tomos I y II, el fallecido escritor Hugo Ángel Jaramillo. Al referirse a la historia de esta loable institución, el mismo Ángel nos recuerda que “un 28 de octubre de 1913 se dio origen a la SMP bajo escritura nro. 830, adoptando los sistemas ya puestos en vigencia por la entidad cóngenere de Medellín”. Y recalca igualmente, que la carta constitutiva de la naciente entidad en aquella época, era muy clara al advertir que su misión principal “tiene por objeto ayudar al progreso moral y material de la ciudad, por cuantos medios estén a su alcance”.

 

Qué hermosa coincidencia la que hoy, 91 años después de su creación, se produce cuando también adoptando los sistemas ya puestos en vigencia por la entidad cóngenere en Antoquia, la SMP anuncia e impulsa la creación de Pro Risaralda, modelando en su estructura y sus objetivos a Pro Antioquia, una entidad que le ha generado por años ríos de desarrollo y crecimiento a nuestros hermanos antioqueños.

 

Ya lo ha dicho en entrevista a este mismo diario Sebastián Restrepo, coordinador del nuevo ente, que tiene como objetivo central convertirse en un escenario de trabajo conjunto para avanzar en la planificación y consolidación del desarrollo del departamento a 50 o 60 años en campos claves como la competitividad y productividad, bienestar social y calidad de vida, sostenibilidad ambiental y gestión del riesgo y la gestión pública eficiente. El reto de la naciente entidad no es nada fácil, pero tampoco imposible ante el resurgir cívico que vive la ciudad con experiencias como la del “Primer Ladrillo” impulsadas por la Cámara de Comercio.

 

La SMP tiene un reto grande con la creación de Pro Risaralda, pero tiene también como timonel a una mujer hecha a pulso en el ámbito gremial y de manera especial en el campo de la competitividad, tal y como lo demostró con su excelente gestión en la Cámara de Comercio de Pereira; y más que ningún otro miembro de la misma entidad que hoy dirige, lleva el ADN del servicio y liderazo cívico heredado de su padre, el gran dirigente pereirano Rafael Cuartas Gaviria.

634 total views, 634 views today