La eliminación de un carril vehicular, la instalación de taches para crear una isla peatonal y una cebra que terminaba en una zona verde, generaron malestar en la comunidad pereirana, ya que estos elementos producían trancones en una de las zonas más transitadas de la ciudad.

Ante el rechazo ciudadano y la denuncia a través de redes sociales, la Alcaldía de Pereira llevó a cabo el desmonte de estas intervenciones.
Aunque la obra duró menos de tres días, ya había generado graves problemas en la movilidad, además la accidentalidad de por lo menos dos conductores.

La obra fue realizada por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), dentro de un proyecto en el que se intervendrían seis puntos críticos de la ciudad.

En entrevista con El Diario, Carlos Iván Rojas, director encargado del Instituto de Movilidad de Pereira, aseguró que el municipio no tuvo que poner ni un peso para estas obras, ya que toda la inversión estaba a cargo de la ANSV, al igual que la selección del contratista que llevó a cabo la intervención y hasta la interventoría del proyecto. Esta situación trascendió las fronteras pereiranas y rápidamente se hizo viral en todo el país la denuncia de esta intervención vial, que para muchos ciudadanos era un verdadero adefesio.

Desde el Instituto de Movilidad de Pereira señalan que en este caso, no se puede hablar de un detrimento patrimonial causado por esta entidad, sino que sí hubo tal es la ANSV la que tendría que responder por la obra que ya fue desmontada.

Rojas afirmó que la obra en la Circunvalar fue terminada el sábado y apenas notaron que la cebra terminaba en una zona verde, se acordó con la Secretaría de Infraestructura demoler la zona verde para construirla unos metros más adelante y así evitar molestias para los transeúntes.

Según el funcionario desde la ANSV les manifestaron que ellos no efectuaban obras de infraestructura, por lo que la responsabilidad de reubicar la zona verde era de la administración municipal.

 

En Pinares
Pero la intervención en la avenida Circunvalar no fue la única que realizó la ANSV por ahora, también se llevaron a cabo obras en la avenida Juan B Gutiérrez a la altura de Delight.

Allí como se puede ver en las imágenes, se llevó a cabo una señalización vial incluida una cebra, así como la instalación de una especie de taches para generar unas islas peatonales.

A pesar de que esta intervención no ha generado el impacto mediático que produjo la obra en la Circunvalar, la administración municipal, al cierre de esta edición, estaba reunida con la comunidad del sector de Pinares, con el fin de determinar sí también se eliminan los trabajos efectuado en la Juan B Gutiérrez.

 

¿Necesarias?
Pereira es una de las ciudades colombianas con mayor tasa de muertes en accidentes viales, siendo los peatones el actor vial más vulnerable en la ciudad. Además en el 2018 hubo un incremento en el número de víctimas fatales en siniestros viales comparado con el 2017. Un total de 80 personas perdieron la vida en las vías durante el año pasado.

Esta situación lleva a que en la ciudad se busquen proyectos para proteger a los peatones, a través de diferentes intervenciones viales. Precisamente los seis puntos que serían intervenidos por la ANSV, tendrían ese propósito.

Además de la obra señalada, los otros puntos que serían intervenidos están ubicados: calle 17 a la altura del pompeyano de Ciudad Victoria, calle 18 entre carreras 8a a la 10a, avenida 30 de Agosto a la altura de Turín y en el sector El Viajero.

342 total views, 25 views today