Preocupación por el aumento del consumo de cigarrillo electrónico

Pese a que los consumidores de cigarrillo vienen disminuyendo, aumenta el consumo de sustancias en dispositivos electrónicos.

Así fue informado en la asistencia técnica que se realiza para referentes de Caldas, Quindío y Risaralda de Salud Ambiental y de Enfermedades No Transmisibles a cargo del Ministerio de Salud y Protección Social en la capital risaraldense.

“Pereira fue escogida como la sede para el Eje Cafetero del taller de inspección, vigilancia y control de ambientes libres de humo, esto tiene una connotación tanto para las enfermedades crónicas como para salud ambiental, quienes son los encargados de hacer esta vigilancia. Hablamos de los efectos que tiene para la salud el tabaquismo tanto para las personas fumadoras como para los no fumadores o fumadores pasivos”, aseguró la coordinadora del programa de Enfermedades No Transmisibles de la Secretaría de Salud de Risaralda, Claudia Patricia Vélez.

Aunque, hace 10 años fue aprobada la Ley 1335 que regula lo relacionado con la oferta, el consumo, así como la Política para el control del tabaco en el país, nuevas formas de consumo de este agente altamente adictivo denominado nicotina han llegado a la población como los cigarrillos electrónicos, los vapeadores y otras prácticas que pueden ser más perjudiciales para la salud del consumidor que las mismas enfermedades que produce el cigarrillo tradicional.

“Las últimas encuestas nos van revelando que la prevalencia al consumo de tabaco convencional viene disminuyendo, nos encontramos también que hay un tema muy relevante que es este consumo de vapeadores, cigarrillos electrónicos y otros dispensadores de nicotina lo cual ya están generando bastantes alertas tanto a nivel mundial como nacional”, dijo la referente del Ministerio de Salud sobre Tabaquismo, Lorena Calderón.

Enfermedades

La región ha tenido la presencia de enfermedades respiratorias crónicas por el consumo y exposición al humo de tabaco en niveles elevados, por eso es importante que los ciudadanos comprendan la carga de morbimortalidad que se presenta por esta práctica.

“No solamente de muerte, de enfermedad, sino también de discapacidad que producen las enfermedades no transmisibles; en nuestro país esta carga es del 86 %, es lo que más nos está enfermando, nos está matando y generando esa discapacidad”, aseguró la funcionaria.

Las enfermedades relacionadas con el consumo y exposición, y como principal factor de riesgo por el consumo de tabaco, son el Epoc, el cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias y diabetes; donde la mortalidad es completamente evitable.

Las preocupantes cifras

Cifras del Ministerio de Salud y Protección Social indican que son 32.088 muertes por año atribuidas al tabaquismo que pueden ser evitadas, liderando este lamentable escalafón en las enfermedades cardiacas con 8160 muertes y el Epoc con 8028; seguidas por otros cánceres con 4511 muertes, cáncer de pulmón con 4401 decesos, tabaquismo pasivo y otros, accidente cerebrovascular y neumonía con 3692, 2195 y 1102 muertes respectivamente.