?ngel G?mez Giraldo

?Liliana desde muy peque?a, m?s o menos a sus 8 a?os, empez? a hacer sus primeros pinitos en la literatura. Recuerdo que ella esperaba a que su mam? y yo estuvi?ramos dormidos para prender su l?mpara y dedicarse a escribir, qued?ndose dormida all?, sobre sus papeles. En la madrugada, cuando ?bamos a llamarla para ir al colegio, su mam? ten?a que ba?arla y vestirla con su uniforme y llevarla dormida pero cargada hasta donde la recog?a el bus para llevarla al colegio?.

 

As?, como si fuera un cuento para poner a so?ar otros ni?os empez? a escribir Iv?n Cadavid Marulanda una nota biogr?fica de su hija luego de la prematura muerte de ella en el a?o 2006.

 

Y es que toda la obra literaria y art?stica que dej? Liliana fue hecha para despertar inquietud en lectores de todas las edades: ?Como soy ni?o,/ soy capaz de volar en las carretas,/ de crear con futuro un mundo nuevo/ de ni?os y de ?rboles?.

 

Sensibilidad

Ser humano de una gran sensibilidad que en compa??a de una iluminada inspiraci?n desde muy temprana edad le dibujaron en el rostro una impronta ?nica que siempre la mostr? como una estrella literaria.

 

Mujer de inspiraci?n ?nica para la literatura, la poes?a, la pintura y otras manifestaciones que tienen que ver con el arte en general y el humanismo.

 

Esta Liliana nacida para inmortalizarse en vida, naci? en la capital del pa?s en el a?o de 1960 y era hija de un ciudadano pereirano que siempre ha llevado la caballerosidad como un hombre vestido de gala lleva la casaca y el sombrero de copa. Al mismo lo conocemos con el nombre de Iv?n Cadavid Marulanda.

 

Desde la infancia, Liliana ya tej?a con finos hilos de oro bellas met?foras para aderezar poemas suyos.

 

Como ya lo vimos en el dise?o del poema infantil que tiene como t?tulo ?De lo que soy capaz?, encontramos otras met?foras capaces de entusiasmar a la persona m?s insensible.

 

?Como soy ni?o,/ puedo entender la voz de mi abuelita/ cuando canta de noche./ Puedo tener de amigos a la luna/ y a la esperanza que me mira siempre?.

 

Sorprendente en una mujer ni?a o ni?a mujer, ser humano tan especial, con esa inspiraci?n y esa seguridad con que recurr?a al ?rbol de la inspiraci?n para echar mano de las palabras m?s bellas del idioma, que son recurso del vate para cosechar poes?a:

 

?Como soy ni?o/ soy capaz de volar en las cometas/. De crear con futuro un mundo nuevo,/ de ni?os y de ?rboles?.

 

Ella, astro sin lugar a dudas de ese mundo tan particular de los poetas, los intelectuales y los artistas.

 

Como que hab?a nacido con el alma y el coraz?n por fuera para escribir de esta manera, sorprender y despertar admiraci?n de todos.

 

La revista

C?mo ser?a de talentosa que a los 12 a?os y hasta los 13, la Revista del Jueves del diario El Espectador le public? todas las semanas, apareciendo su producci?n asimismo en la secci?n Mujercitas.

 

Fue en esta ?ltima publicaci?n donde aparecieron sus primeros poemas.

 

Mas a una mujer tan sensible y sutil ten?a que salirle el diablo en una enfermedad torturadora como es el lupus.

 

Se dice que este mal la atorment? desde los 14 a?os pero sin embargo no fue capaz de acabar con su inspiraci?n.

 

En el poema ?Por esa mujer que llevo dentro?: ?Me abandono creyendo que estoy amando/ me doy loca la luna, me marcho lenta/, por la mujer que guardo como un lamento?.

 

Y viene la met?fora con que titula el poema con que golpea sentimentalmente: ?Por esa mujer que llevo dentro?.

 

M?s adelante se descubre para mostrar toda su angustia: ?Por esa mujer muerta que llevo dentro siento al mundo cayendo sobre mi boca/. Siento mi vientre lleno de sinsabores/, por la mujer deshecha que tengo adentro?.

Met?foras que obligan al coraz?n de uno a darle vueltas a la cuadra con una maleta llena de desaz?n.

 

Si se?ores, esa desaz?n que muchos sienten como si fuera la picadura de un mosquito que obliga a rascarse el alma de una manera nada prudente.

 

?Por esa mujer muerta que est? respirando me he rendido a las plantas de la esperanza/. Me he buscado en las copas y me he llenado de recuerdos/, de sue?o y sabor a l?grimas?.

 

El libro

En el lanzamiento de su libro Desviaci?n y Ensue?os en el a?o de 1985, este le fue entregado por el Presidente de la Rep?blica de esa ?poca, doctor Belisario Betancurt en acto del Teatro Col?n de Bogot?.

Otros libros m?s suyos la ubican entre las principales mujeres escritoras de Colombia.

 

El a?o pasado en el 13 aniversario de su muerte, Ediciones Exilio public? para recordarla y mostrar su legado literario un libro antolog?a titulado ?Me volver? m?s lluvia? y que ha motivado esta cr?nica.

 

Sus primeros versos ya hab?an aparecido en una antolog?a publicada por Vanguardia Editores de La Florida (Estados Unidos).

 

Esta mujer que lleg? al mundo adornada con guirnaldas de poes?a, represent? a Colombia en el A?o Internacional del Ni?o promovido por la Unicef.

 

En las artes pl?sticas tuvo igual ?xito que en la literatura, a tal punto que expuso sus pinturas en salas de Bogot? y Miami.

 

Es de destacar que sus muestras pict?ricas las bautizaba con versos que parec?an sacados de sus poes?as o titulares de los libros: El valle de los amantes y El ?ngel de la muerte.

 

?Qu? t?cnica utilizaba Liliana Cadavid Sanclemente? Con creatividad novedosa: bet?n sobre papel.

 

Se lleg? a decir que por esto fue elogiada por parte de los cr?ticos de arte tanto del pa?s como del exterior.

 

Su propia agencia

Creativa y emprendedora como era Liliana, hizo historietas y c?mics para revistas, y hasta abri? su propia agencia de publicidad de la que fue directora.

 

Como escritora imaginativa, produjo libretos y guiones para comedias y novelas de las m?s importantes programadoras de televisi?n colombiana. Hasta escribi? letras para canciones.

 

Qu? tal que hubiera llegado a una edad longeva, no se hubiera encontrado espacio para almacenar su obra.

 

As? pues que a pesar de que tuvo corta vida le alcanz? hasta para escribir letras para canciones, las que cantaba hasta dormida para no olvidar que ella las hab?a escrito.

 

S?pase que fue la muerte envidiosa de la vida la que la hizo suya sin merecerla. Mas ella, siendo su v?ctima le sali? adelante y se la hizo porque fue volando al Cielo, que es casa siempre abierta para los poetas y los artistas del mundo.

6,606 total views, 6 views today

Compartir

 

Deja Un Comentario