En un retén ilegal que desconocidos montaron el pasado fin de semana en la vereda Las Cruces del municipio de Balboa, tres personas fueron víctimas de los atracadores que salieron a la vía para asaltar a los conductores y pasajeros que circulaban por esa zona rural.

Entre las personas heridas aparece Francisco Javier Ocampo quien conducía un campero de transporte público, con el cual cubría la ruta de La Virginia, Risaralda al corregimiento de Esparta, jurisdicción de El Águila, Valle; para llegar allí debe pasar por varias veredas de Balboa, entre ellas Las Cruces donde ocurrieron los hechos.

El transportador comenzó el turno a las 2:00 de la tarde en La Virginia desde donde partió con el cupo de pasajeros hacia su destino fijado, de allí se regresó con otros usuarios entre ellos una pareja de esposos, sus tres hijos y otro familiar. Francisco Javier al narrar lo sucedido, asegura que no recuerda mucho porque todo fue muy rápido y después de recibir seis disparos, su mente se nubló.

 

Balacera
Agrega el conductor del campero, que en una curva tres motos estaban tapando parte de la vía, alcanzó a ver a un hombre que tenía una pañoleta que le tapaba parte del rostro y en un movimiento rápido esquivó las motos con el riesgo de caer al abismo; cuando volvió a la carretera un desconocido le pegó en la cabeza por la ventana, al intentar recobrar el control del vehículo se volteó; mientras pasaba todo esto escuchaba disparos.

“Eso fue una balacera”, dice Francisco; lo único que escuchó decir por parte de los atracadores fue “eso le pasó por no haber parado”.

Tres personas que iban en el jeep salieron heridas, los salvó de la muerte una patrulla de la Policía llegó al sitio y los atracadores tuvieron que huir, mientras que los heridos fueron remitidos al hospital de La Virginia.

 

Los heridos
Francisco Javier Ocampo, conductor del vehículo, recibió seis impactos de bala, Diana Marcela Zapata Moncada, de 18 años, salió con varios balazos en el cuerpo y se encuentra en recuperación; otro de los heridos fue Libardo de Jesús Ochoa, de 64 años, quien recibió cinco disparos, al parecer ninguno le comprometió un órgano vital.
Todo indica que los conductores de las motos fueron víctimas de los atracadores momentos antes de que pasara el campero que manejaba Francisco.

5,667 total views, 3 views today