Con un porcentaje del 4,6 %, el área metropolitana de Pereira se ubicó como la segunda ciudad del país detrás de Sincelejo (5,7 %) donde más empleo en menores de edad se presentó, según el reporte entregado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

A nivel nacional esta cifra se ubicó en 5,9 %, una reducción de 1,4 puntos porcentuales. En Colombia al cuarto trimestre del 2018 se contabilizaron un total de 10,8 millones de niños y jóvenes, de los cuales 644.000 ejercieron trabajo alguno. El DANE define trabajo infantil a partir de los conceptos de ocupación de la Gran Encuesta Integrada de Hogares y encaja a todos los niños, niñas y adolescentes entre 5 y 17 años de edad que durante la semana de referencia participaron en el proceso de producción de bienes y servicios bajo dos situaciones.

La primera es haber trabajado al menos una hora a cambio de ingresos monetarios o en especie, o al menos una hora sin recibir pago en calidad de trabajador familiar sin remuneración o trabajador sin remuneración en empresas o negocios de otros hogares; la otra es el no haber trabajado en la semana de referencia por vacaciones, licencias, entre otros, pero tenían un empleo o negocio, o estaban vinculados a un proceso de producción cualquiera y con seguridad, terminada la ausencia regresarán a su trabajo.

Juan Pablo Gallo, alcalde de Pereira, manifestó que a pesar de los avances en la reducción del desempleo e informalidad en la ciudad, según las mismas cifras del DANE, hay un lunar con el empleo infantil, situación que pasa más por una situación cultural. “El lugar de los niños es el salón de clases, no las tareas domésticas ni de mensajeros”, dijo. Al mandatario le llamó la atención la posición que tiene Pereira según estos indicadores. “Hay esfuerzos en bajar la deserción estudiantil. No puede ser que se avance en empleo y que en este indicador la capital risaraldense marque como la segunda ciudad del país bajo este flagelo”, añadió.

5,796 total views, 12 views today