Jaime Bedoya
Columnista

*Los altos oficiales ya tendrían que haber dado un paso al costado o el presidente, con aplicación del principio de precaución sacarlos sin esperar estudio o investigación exhaustivos, que como suele ocurrir, dura años y no concluye nada. A pesar de que la podredumbre al interior castrense es frecuente, no  toda la institución es corrompida, porque creemos que ese modus operandi no es política de Estado. Son como lo tituló Semana, “manzanas podridas”, pero ¡qué podridas! y ¡qué cantidad¡ Y como en la historia del marido cachón, que quemó el sofá, andan buscando quién fue el que divulgó esas verdades, o agarran a los de abajo. Ni vergüenza les da. Merecen Semana y Coronel unas felicitaciones gigantes por su aporte a la democracia. Eso sí es periodismo.

**Cada vez  que se desata un escándalo de corrupción  pública, salen defensores del “todo tiempo pasado fue mejor”, adalides de lo que hacía la clase política en otras épocas y sin duda había personas honorables que llegaban a servir y no a servirse del cargo. Recuerdo con especial simpatía a José Ramón Ortega, a Roberto Arenas Mejía, a don Gonzalo Vallejo, a doña Consuelo de la Cuesta, a Leonor Mary Marmolejo, a Estella Ríos Patiño, a don Aníbal Estrada Díaz, a Carlos Arturo López Ángel,  a Belisario Betancur y Alfredo Vásquez Carrizosa. Hoy también los hay buenos y comprometidos con el Bien Común. Pero el santo y seña ha sido el saqueo y aprovechamiento de los cargos y la mejor estrategia que se inventaron fue el Frente Nacional en el que la mayoría robaba y se cubrían entre sí. Empezando porque el primer atraco que hicieron fue excluir del  poder a todo el que no fuera liberal o conservador. Esa sola acción fue tan criminal como la corrupción que hoy tenemos. Cómo sería de aberrante que gentes  del establecimiento como Alfonso López Michelsen se rebelaron contra el esperpento bipartidista. Que dizque era la única manera de aclimatar la paz. Sí, cómo no moñito, mucho que la aclimataron. Así que no digamos tantas mentiras.

***¿Es más grave que un delincuente reincida o que sea parte de la cúpula del ejército quien viola la constitución? La derecha calladita y hasta defendiéndolos. ¡Qué doble moral!.

 

1
Deja Un Comentario

1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
1 Autores de comentarios
el más nuevo más antiguo más votado
Justo Bueno

«José Ramón Ortega, a Roberto Arenas Mejía, a don Gonzalo Vallejo, a doña Consuelo de la Cuesta, a Leonor Mary Marmolejo, a Estella Ríos Patiño, a don Aníbal Estrada Díaz, a Carlos Arturo López Ángel, a Belisario Betancur y Alfredo Vásquez Carrizosa». Ahí sí como diría mi madre: Qué es esta mezcolanza tan horrible, profe. Allí hay una que terminó viviendo con la pensión de un corrupto y otra con la herencia de un lobista que cobraba muy caro por sus favores y por taparse la nariz. A la hora de hacer ajiaco buena es la mazorca, pero cuidado con… Leer ?