Particularidad de los gatos

Los gatos tienen una gran visión y sentido del gusto y el tacto. Todos sus sentidos están muy desarrollados y por eso, es uno de los animales con el sistema sensorial más sofisticado.

* Ojos del gato:
según diferentes análisis la vista del gato es increíble, pero más aún en las horas nocturnas. Su visión se agudiza cuando cae la noche siendo cinco veces más óptimas que las humanas. Sin embargo, por el día el ojo humano ve mejor que el de los gatos.

* Tacto:
el tacto es un sentido muy importante para los gatos. Cuando la luz es tenue, se fían más de su tacto que de aquello que ven. Pueden saber si hay un obstáculo sin necesidad de verlo usando las almohadillas de sus patas o sus sorprendentes bigotes capaces de percibir casi todo.

* Olfato:
su olfato es catorce veces más agudo que el suyo. Por medio del olfato, no sólo captan olores, sino que además les sirve para comunicarse, aunque no para la caza, a diferencia de los perros. La naturaleza los dotó con doscientos millones de células olfativas por lo que reconocen quién ha permanecido en cualquier recinto del hogar.

* Oído del gato:
los gatos poseen uno muy similar al humano, son capaces de escuchar tonos más altos, incluso más que los perros. Están preparados para oír algunos sonidos cuatro veces mejor que los seres humanos. Su capacidad auditiva es tan consistente que perciben el sonido particular de los relojes (tic tac) cuatro veces más fuerte que el hombre.

* El gusto:
de los cinco sentidos, el gusto es uno de los menos desarrollados, tiene menor cantidad de papilas gustativas que el hombre. Detestan la comida fría, por esto se recomienda a los dueños servirla un tanto caliente o a temperatura ambiente.