13.3 C
Pereira
domingo, julio 14, 2024

¡Y refundaron a Claudia!

Es tendencia

- Advertisement -

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ 

Vino sin gafas a Pereira, por que quiere ´ver´ otro país.

Sin su pañoleta de colores vivos que esconde – regala – una sonrisa pausada que encendía  una gracia.

Le molesta ya que le pregunten a esta Doctora en Ciencia Política que votó en el pasado por Petro, por asuntos que generen ruido. Estallido. O, que se dejó acompañar del POLO en una de tantas campañas. 

Se quiere camuflar por el centro con un lenguaje maquillado, armado, y que no genere escándalo. Puro lenguaje de aspirante Presidencial que no se quiere comprometer con nada. La misma que salió corriendo con decoro y dolor del Verde, porque es un partido de dos filos.

Ha sido triunfadora esta alcaldesa que llegó a la alcaldía de Bogotá que subió con una imagen alta y quedó solo con el 40, al entregar su bastón de mando. Algo no gustó de su poder capitalino.

Ella ha sufrido una metamorfosis dictada. La quieren acartonar y que no sea ella. Como aspirante que se respete en el camino Presidencial, llegó a Pereira sola como si quisiera no refundar la ciudad en el entramado fogoso de su febril actividad como investigadora en el pasado, de la Corporación Arcoiris y del Observatorio Político.

Hasta quedó debiendo respuestas, incómoda porque no le preguntaron lo que ella quería en el libreto. A los desplantes  de los aspirantes, ya ni nos interesa ese episodio grosero y calculado de pare y siga.

Me gustaba esa Claudia López irereverente. De su paso encantado y por el Senado, con un verbo duro que le permitió enfrentar difíciles batallas con narcos y cierta casta política  hasta pasar cuenta  a ciertas élites de grupos extremos.

Ahora la silenciaron. La volvieron propositiva de la noche a la mañana como si este país fuera el de Alicia y no el de Angélica, en el País de las Maravillas. Ya no responde. Evade.

Nadie podrá negar que es valiente. Atrevida, preparada pero llevada de un carácter difícil de desentrañar. Que vuelve al ruedo – así diga que viene en plan de reposo verbal – a competir en la fragua electorera.

Este modelo 2024, que me lo ¡envuelvan PARFA EL 2026! En lo que sea. 

Algo se le pegó del pensante Fajardo y del verbo frentero que acumuló por años, Robledo. Pero, Claudia, la original y controversial, 

¡Así no, Claudia! Usted, no puede refundar ¡el silencio!

Hemos visto ya varios aspirantes encapsulados en un horror de burbuja. Ellos sólos estallan.

Doctora Claudia, ¡con gafas se ve mejor el país!

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -