24.4 C
Pereira
jueves, febrero 29, 2024

Vientos de cambio huracanados

Es tendencia

- Advertisement -

Carlos Andrés Hernández

Columnista

En medio de una crisis mundial donde no se ha podido recuperar del efecto de la pandemia y donde la guerra en Ucrania ha dejado nefastas consecuencias para el comercio internacional por bloqueos y escases de productos, especialmente de producción de hidrocarburos, se comienzan a avivar vientos turbulentos que anuncian nuevos nubarrones que pronostican una cercana recesión económica mundial; Dicha advertencia ya ha sido realizada por diferentes autoridades bancarias y entes multilaterales financieros del mundo, los cuales han decidido aumentar las tasas de interés con el fin de proteger a los países de un fenómeno acelerado de hiperinflación que pueda ser nefasta para las economías, entre estos se encuentran la Reserva Federal Norteamericana FED, El Banco de la República en Colombia, El Banco Mundial, El BID y el Fondo Monetario Internacional entre otros. Los países deben prepararse para un fenómeno de desaceleración de las economías e inflación acelerada de los precios de los insumos de consumo. Dichos movimientos ondulatorios de las economías de los países están trayendo efectos graves para la economía colombiana entre los cuales se encuentra la devaluación del peso ante el dólar. Situación que afecta indudablemente las importaciones de maquinarias y electrodomésticos, o los insumos agrícolas y pecuarios para la producción de alimentos en el país. El nuevo gobierno que asume el próximo 7 de agosto no la tiene fácil ante semejante panorama huracanado. Por eso es preciso que los mensajes enviados desde la casa de Nariño tengan tonadas contundentes de calma, luz y confianza para los actores económicos e inversionistas del país; Un mal mensaje puede ser nefasto frente a vientos tan sensibles, el palo mundial no está para cuchara. Todavía no está claro como el presidente Petro va a realizar reformas estructurales del país que no han podido ser materializadas en más de 100 años de intentos, como el caso de la reforma agraria; El campo colombiano se encuentra herido de muerte, producto del olvido y la negligencia de décadas de gobiernos. Anuncios como los de la próxima ministra de agricultura Cecilia López están poco claros, los planes de intervenir grandes predios considerados como improductivos, para después grabarlos tributariamente y en caso de no generar alternativas de productividad fértil serán comprados obligatoriamente a sus dueños por el Estado, figura que todavía no está clara y parece más una utopía, comenzando porque todos conocemos las limitaciones que tiene el Estado colombiano para generar sistemas de información claros y precisos para dichos predios, por décadas no se ha podido implementar un sistema claro de formalización y titulación de tierras, la agencia Nal de tierras ha sido un desastre, por tal razón la esperanza del catastro multipropósito parece más una alternativa de ciencia ficción que una opción real. Esta figura que se piensa utilizar por el momento no se le ve ni pies ni cabeza, en cambio los olvidados agricultores de todo el país que poseen tierras y que no las han podido hacer productivas por el abandono en que se encuentra el sector rural, no ven con claridad políticas necesarias como la asistencia técnica, insumos agropecuarios como fertilizantes y fungicidas, canales de comercialización para eliminar las mafias e intermediarios que se quedan con la producción y ni que decir de los microcréditos, los cuales en este momento son intocables por las altas tasas de interés. El nuevo gobierno debe poner mucho cuidado con los anuncios que hace y muchos más en estos tiempos de vientos huracanados; El anuncio de acabar con las EPS, debe ser analizado, todos deseamos un buen sistema de salud, pero recordemos que el antiguo Seguro Social terminó siendo un desastre y nido de corrupción. Creo que debe existir un proceso de transición donde se revise lo que funciona para mejorarlo y entrar a intervenir esas EPS que definitivamente tienen a los colombianos mendigando por una salud digna.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -