23.2 C
Pereira
domingo, mayo 26, 2024

URIBE, PRIMER PRESIDENTE LLAMADO A JUICIO

Es tendencia

- Advertisement -

Recientemente los sectores uribistas se han encontrado consternados por el caso del expresidente Uribe donde será llamado a juicio por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno a testigos, proceso que inició en la Corte Suprema y posteriormente pasó a la jurisdicción ordinaria, convirtiéndose en el primer presidente de la República Colombiana en ser llamado a juicio.

Recordemos que todo comenzó en el 2012 cuando el Uribe decide denunciar al congresista Iván Cepeda por presentar testimonios de exparamilitares que presuntamente lo vinculaban a las autodefensas como objeto de diferentes hechos ilegales que se le atribuían a este grupo al margen de la ley. Luego, en el 2018 la Corte concluyó que no hubo conducta punible en el actuar de Cepeda y por el contrario advirtió posibles irregularidades en la defensa del exmandatario por manipulación de testigos y sobornos. 

Dado ese hecho, la Corte emitió orden de captura donde se instó una medida se aseguramiento al expresidente, por tal motivo decide renunciar a su curul como senador, en ese momento la Corte Suprema De Justicia perdió competencia para investigarlo y luego pasó a manos de la Fiscalía General de la Nación, direccionada, aquel entonces, por el exfiscal Barbosa.

Las victimas han advertido a la opinión pública del país que se encontraron medidas dilatorias en el proceso, tales como que el expresidente haya renunciado al senado y solicitudes de preclusión de algunos fiscales con el fin último de que pase el tiempo para que opere el vencimiento de términos en el proceso. Las victimas también mencionan que tienen pruebas contundentes, las cuales podrían ser suficientes para que la denuncia termine en una condena para Uribe.

A hoy el país tiene un caso que procede de emociones encontradas, juicios políticos y éticos. En ese sentido la justicia debe trabajar en derecho de todos los ciudadanos colombianos, independientemente del sector, clase social o política y no caer en el error de los fanatismos que convierten a alguien culpable en inocente y viceversa. Se espera que el proceso culmine por una decisión tomada en derecho con las pruebas y debida defensa a la que haya lugar y no en la caducidad del plazo judicial.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -