19.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Una triada para el desarrollo regional

Es tendencia

- Advertisement -

Estamos en un momento determinante del futuro próximo de nuestra región, un momento en el que desde las diferentes alcaldías y la gobernación se están terminando de formular y construir los diversos e importantes Planes de Desarrollo, que serán hoja de ruta para la gestión de gobierno en todas las administraciones municipales del departamento, y que considerando la significación  que revisten, dichos planes, para todos los actores sociales, se espera contribuyan efectivamente al desarrollo y crecimiento de los territorios.

Ahora bien, estos beneficios de los que se habla, y los resultados efectivos que se esperan, solo se logran cuando desde la administración pública se reconoce lo valioso de involucrar en consensos a diferentes actores, alcanzando una suma de voluntades que incluya de manera activa la academia y el empresariado de la región. 

En primer lugar, la parte pública, representada por las instituciones gubernamentales y los entes locales, desempeñan un papel esencial en la creación de políticas públicas, la inversión en infraestructuras y el establecimiento de un marco regulatorio favorable. Su labor se centra en proporcionar un entorno propicio para el crecimiento económico sostenible y la mejora de la calidad de vida de los habitantes de Risaralda, que mantengan a Risaralda en los primeros lugares de competitividad nacional, partiendo de un aporte articulado que hace cada uno de los actores desde su enfoque.

Por otro lado, el empresariado, compuesto por empresas y emprendedores, aporta dinamismo económico mediante la generación de empleo, la inversión en innovación y el impulso de la competitividad regional. Su participación activa en la creación de riqueza y oportunidades, contribuye significativamente al desarrollo económico y social de nuestra región.

Finalmente, la academia, hoy por hoy, participa activamente, no sólo a través de su oferta de estudios sino también desde sus centros de investigación y organismos educativos, los cuales juegan un rol fundamental en la generación y difusión del conocimiento. A través de la investigación aplicada, la formación de profesionales altamente capacitados y la transferencia de tecnología, la academia alimenta el progreso científico y tecnológico de Risaralda, fortaleciendo así su capacidad de innovación y adaptación a los desafíos del mundo contemporáneo.

La colaboración y coordinación efectiva entre estos tres actores, la parte pública, el empresariado y la academia, son esenciales para aprovechar plenamente el potencial de la región y enfrentar los retos que se nos presentan. Al trabajar de manera conjunta, podemos impulsar proyectos estratégicos, fomentar la inversión responsable y promover el desarrollo inclusivo y sostenible.

En este sentido, el Comité Intergremial de Risaralda reafirma su compromiso de promover el diálogo y la colaboración entre los diferentes sectores de la sociedad, con el fin de construir un futuro próspero y equitativo para todos los habitantes de nuestra querida región.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -