18.9 C
Pereira
martes, marzo 5, 2024

¡Una elección tardía!

Es tendencia

- Advertisement -

No fueron capaces de elegir director para la CARDER, debido al mar de recusaciones y tutelas dirigidas.

Han surgido toda clase de atropellos e improperios, de quienes sientan en sus decisiones, amarguera y revanchismo.

A muchos aspirantes, con nombre propio, se les hace “agua la boca” con solo conocer el presupuesto que dicen “manejarán”.

Y, otras argucias legales sopladas desde orillas disímiles que buscaron “podrir de raiz”, a la autoridad ambiental. ¡Dios nos coja confesados!

Risaralda, asiste por estos días, al lastre de icónicas empresas sometidas a “presas o papas calientes” en poder de menesterosos del poder. De quienes de una u otra manera, han representado el juego de tronos y se han movido entre las aguas turbias, pantanosas y las termales, sin que cambien de piel. ¡Camaleónicos!

De aquellos, como en el caso de la CARDER, que la han querido “podrir de raiz” con sus sospechosas andanzas estos “nuevos ambientalistas” de la ´escuela natural”.  De una dudosa procedencia brotada de las turbulencias y las argucias parapetadas en rostros conocidos.

 Nefastos personajillos, ellos, que han sepultado instituciones de mano y la mente de poderosos nombres, ocultos entre la bajeza de los imperios montados. De influencia y dominio soterrados entre los resquicios de inconfesables metas. 

El panorama hace pensar que sólo, para el 2024, se podrá elegir.

No está bien que ello ocurra. El traumatismo y la hiel despertada, acusan de manera infame a ciertos apóstoles que, con camándula en mano, sólo han querido la postración de Risaralda. No cederán, ni por la fuerza del cambio climático, así sus intereses muy personales, refugien odio y destilen falso regionalismo. 

Apego a la ciudad y al departamento. ¡Mamola! ¡Una farsa!

Así, pues, que alertamos a quienes quieren postrar la entidad ambiental cuyos reconocimientos son suficientes, como para que no sirva de excusa a ciertos advenedizos que montaron mal su pie en el estribo. 

Una elección, no puede estar por encima del fantasma legal que galopa entre el sórdido accionar de sus fulanismos.

Basta ya, no dejemos podrir la CARDER, ¡de raiz!

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -