23.8 C
Pereira
jueves, junio 20, 2024

UN PUEBLO CON NOMBRE DE MUJER” (1)

Es tendencia

- Advertisement -

Haciendo una especie de descanso en atención a las lecturas foráneas, allende lo regional y nacional, el encuentro es con este texto fruto de autores del terruño y acerca de temas de profunda y honda connotación, en la medida y significado de tocar la obra asuntos atinentes y en grado sumo, en lo personal, en el trabajo, en la diversión, en el colegaje, factores influyentes en haberse metido en lo escrito, de modo consciente y responsablemente. El recorrido por la indagación de parte de los porteños, genera no solo pesadumbre, sino, lo más importante, complacencia y agrado. En lo primero, en razón a la ingratitud histórica y general en materias de estudio y de apreciación en todo lo correspondiente al abandono y ausencia de una consideración especial, de una fracción colombiana y departamental. No hemos poseído el suficiente volumen de esfuerzo y de constancia, en vías a mirar hacia una tierra plena de abundancia en numerosos aspectos, en volver sobre los ancestros en aras del reconocimiento en lo concerniente a los orígenes, la pureza de la sangre y de la estirpe, la enorme capacidad de lucha y de enfrentamiento a la misma naturaleza, el paisanaje y los trashumantes, el desarrollo, arrasando la autenticidad de sus prístinas fuentes. Despreciado un sector del mundo en el cual es notoria la hermosa y fulgurante belleza del paisaje y de todas las riquezas yacentes en el seno de su parroquial existencia. El enamoramiento de tal territorio tiene motivos y causas varias, el ser bien servido en la ocasión de conocer de muy adentro las experiencias y sucesos de un trazo neurálgico en la vida de Risaralda. Lo segundo, el trascendental e inigualable valor incluido en la faena llevada a cabo a manos de ARCILA y PALACIOS. Es incuestionable el despliegue investigativo y la manera de trasladar las destrezas propias, el acopio de datos, el ingresar a la médula del puerto y extraer de allí el contenido folclórico y la de exprimir sesudamente el jugo de la identidad cultural de los pobladores, antepasados y los raizales.  Resulta de mucho mérito e interés, adentrarse en la descripción de todos los matices hurgados en cabeza de los auténticos moderadores de una región en las circunstancias mayormente comunes y corrientes, desde los oficios asaz encumbrados como las ingenierías, hasta las minucias de una habitante de la calle, a fin de ambientarlos otorgándoles colorido y majestuosidad, a un pedazo del preciado valle. Da gusto introducirse en ese viaje teórico a un universo de aventuras y de un pasado fidedigno e intrépido de los afrodescendientes, de los areneros, de los forjadores de un valeroso y pintoresco municipio. No puede omitirse al punto, complementario, no otro que aquel referido al conjunto heterogéneo de testimonios consultados, cuya incidencia en el éxito del ejemplar es evidente y además prueba inequívoca de un proyecto culminado a base de unas herramientas idóneamente intelectuales   y lógicas, en el cometido de coronar una brillante labor. Si BERNADO ARIAS TRUUILLO, deleitó, impactó y sedujo, el BERNADO de ahora y el compañero PALACIOS, dejaron una huella inolvidable y nos condujeron con denuedo y rigor documental, a viejos e imborrables senderos jubilosamente trasegados. 

(1). ARCILA ALZATE, José Bernardo, PALACIO, Vásquez Nelson. La Virginia Pueblo con nombre de mujer. Marzo 2024

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -