19.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

UN FANTASMA EN EL AULA

Es tendencia

- Advertisement -

Es largo y complejo el proceso de elaboración de la palabra para darle nombre a las cosas y sentirse matriculado en el mundo real. Al idealizar el concepto para convertirlo en algo diferente y abstracto aparece la ansiedad en niñas y niños que entran a aprender el lenguaje del número. No se nace con el miedo a las cosas, ni a la palabra ni al signo; pero, cuando los sucesos superan nuestra capacidad de respuesta es posible que haya tensión, ansiedad, inseguridad, miedo, fobia. 

La discalculia como discapacidad, impide a niños y niñas el manejo de los números y la realización de operaciones lógico matemáticas. Las experiencias negativas de otros también pueden generar predisposición al aprendizaje del concepto matemático, asunto afín con  asignaturas que una vez nos hicieron sufrir y tal vez siguen tallando en el tiempo.

La común estrategia de memorizar es asunto rutinario en los procesos tradicionales del aprender. Memorizar sin comprender afecta el rendimiento y genera apatía hacia el deseo de estudiar. Esta falla hace de ese logro maravilloso del número y sus relaciones infinitas un objeto de terror: el fantasma que deambula por las aulas. 

La matemática no representa un tipo de conocimiento aislado; básico o complementario hace parte de las diferentes áreas del conocimiento. Como asignatura genera temores a los estudiantes de todo el mundo, pero aprenderla y manejarla con propiedad es exigencia del mundo tecnológico y científico de los últimos tiempos.  “La matemática es juego, creatividad e ingenio (…) ha cautivado a mentes brillantes que con un papel y un lápiz han podido estimular su cerebro casi hasta el éxtasis”

El miedo a las matemáticas es un estado de ansiedad que afecta el rendimiento escolar; genera apatía por el estudio y afecta la retención escolar. La ansiedad matemática es causada por fallas en el proceso de los aprendizajes, deficiencias en la orientación de la asignatura y la aparición de estados de evitación, inseguridad, poco amor por sí mismo y baja tolerancia a la frustración. Es la fobia, el miedo al número a la aritmética, a la matemática y a sus asignaturas afines.

Tratar la ansiedad matemática puede ayudar a mejorar el rendimiento escolar y la retención de los estudiantes en el sistema. Para lograrlo se necesitan actitudes positivas de padres, madres y docentes que dediquen amor y tiempo en la formación de estudiantes convencidos de sus capacidades, motivados y equilibrados, con deseos de crecer como personas y como seres del mundo.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -