19.4 C
Pereira
viernes, junio 14, 2024

Un fallo muy discutible

Es tendencia

“DESATANDO,

PEREIRA TIENE PAPÁ

- Advertisement -

Iván Tabares Marín

Columnista

La Corte Constitucional sigue violando nuestra Carta Política por su afán de legislar, y lo hace con una nueva amenaza: si el Congreso no actúa, la sentencia de la Corte se convierte en ley de la República. Me refiero a su aplicación del enfoque de género de izquierda consagrado como constitucional por el Acuerdo de Paz con el cartel narcotraficante más grande del mundo, las guerrillas de las Farc.

Como en el año 2003 una ley aumentó las semanas de cotización al sistema pensional a 1300, la Corte decidió apoyarse en el perverso enfoque y ordenó volver a la Ley 100 de 1993 con 1000 semanas para obtener la pensión, aplicable exclusivamente a las mujeres que coticen a Colpensiones.

Hay argumentos de carácter jurídico, económico, científico y filosófico contra ese fallo que, si la Corte los hubiera tenido en cuenta, seguramente no se habría atrevido a tanto. Nuestra Carta aplica los derechos humanos a todo ciudadano por el hecho de existir sin tomar en consideración su raza, sexo, género, opiniones, religión o identidades.

La izquierda ignora los avances de la biología con el propósito de hegemonizar al movimiento feminista y enfrentarlo al Estado democrático. Eso mismo ha hecho con los indígenas, afrodescendientes, el movimiento ecológico fundamentalista y la Primera Línea de estudiantes y organizaciones criminales con aporte financiero de países extranjeros.

Para explicar esta situación, debo contar que terminé estudios de Derecho en 1986 y que un magistrado del Tribunal Superior de Pereira me expulsó de clase porque cuestioné el carácter obsoleto de su cátedra de Filosofía del Derecho. La mayoría de los magistrados de nuestras cortes hicieron su carrera de abogados en aquellos años y no creo que tengan una buena formación en este campo porque sus decisiones se deben a la influencia del marxismo en nuestras universidades. De hecho, en otra columna mostré cómo la Corte viene aplicando el enfoque de género marxista desde antes de la firma del Acuerdo de Paz.

En el campo de la economía, el populismo de la Corte le hace un grave daño al sistema pensional y aumenta el déficit enorme que ya tiene. Cité hace apenas unas semanas el concepto del exministro Carrasquilla en el sentido de que el régimen de prima media de Colpensiones no tiene futuro porque la población está envejeciendo, y el número de asalariados por cada pensionado sigue disminuyendo. Cuando en todo el mundo se suprime el régimen de prima media y se igualan las condiciones de la pensión para hombres y mujeres, nuestra Corte impone la retrógrada ideología mamerta.

Ese enfoque ideológico tiene como objetivo fundamental destruir la organización familiar y legalizar la pedofilia y el incesto, aunque en los últimos años se han realizado muchos estudios científicos que lo refutan. Millones de hombres se percibirán como mujeres para hacerle trampa a la ley, según la ridícula autorización de la misma Corte en otro fallo reciente. Ayuden a las damas, pero no así.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -