20.4 C
Pereira
martes, julio 16, 2024

Tres maneras de mejorar la seguridad

Es tendencia

DOBLE ESTÁNDAR

EN LA COPA

- Advertisement -

Oscar Alberto D?az G.
Columnista

Con ocasión de los talleres desarrollados por la Presidencia durante el fin de semana anterior, como preparaci?n a la actividad denominada ?Construyendo Pa?s? tuve la oportunidad de participar en la mesa de trabajo sobre Justicia y Seguridad. Conocedor amplio del tema por mi experiencia, y acompa?ado de otra persona experta también en estos quehaceres, pretendimos en representaci?n de las reservas de las FFMM, pero sobre todo en nuestra condici?n de ciudadanos, exponer puntos de vista v?lidos como base para elaborar una propuesta de inter?s dentro del grupo de trabajo que escogimos: la seguridad.

La intenci?n se frustr? por protocolos que a veces no se entienden; existe una norma de presidencia que impide a los funcionarios y a los candidatos a corporaciones p?blicas de elecci?n popular llevar la vocer?a en estas mesas de trabajo. De entrada nos dejaron afuera. Despu?s, el mismo d?a del taller con el Presidente, intentamos convencer a la vocera del grupo de introducir nuestro tema en la presentaci?n: la seguridad como elemento esencial para el desarrollo de la sociedad; hablar?amos un minuto; no fue posible.

Expongo entonces desde este medio que nos acoge, algunas consideraciones como un compendio a las muchas ocasiones en las cuales he expuesto el tema. La propuesta final es conformar en Pereira la primera escuela de seguridad ciudadana; como pioneros, como la escuela piloto al nivel nacional. Y es esta una de las tres maneras de mejorar la seguridad. Es a mi juicio, la mejor de las tres, es la primera, secundada de las demás.

La sociedad civil se queja todo el tiempo de la inseguridad, las autoridades civiles piden que haya más pie de fuerza policial, las fuerzas vivas de cada municipio y regi?n exigen más presupuesto para instalar c?maras, tecnolog?a, recursos. Unos y otros esperan que el problema lo resuelva el estado; la inseguridad afecta a todos, pero nadie se quiere comprometer como equipo. Las leyes, decretos, directivas, acuerdos, disposiciones y manuales pululan. La carta magna contempla normas as? sean incongruentes. Recoger todas esas disposiciones, leyes, decretos y demás, en una sola gran norma, pero más sencilla, aterrizada, entendible, es parte de la tarea.

Es una realidad que preocupa, pero un profesor de colegio oficial sabe más de sindicalismo que de seguridad; lo cual no significa que descalifique derechos, pero también tenemos deberes. Un bachiller que presta servicio militar en la polic?a, lo cual es contradictorio, ignora c?mo aplicar el c?digo de polic?a. Desde una escuela de seguridad ciudadana, corregiremos estas falencias; las otras dos formas las veremos despu?s y van en el mismo sentido. ?La puerta más segura es aquella que puede dejarse abierta?.

Para estar informado

- Advertisement -

2 COMENTARIOS

  1. Mi comentario va en el sentido de explicar, dado que el espacio de una cuartilla de prensa es limitado, como ir conformando una » Escuela de seguridad ciudadana» La base ha de ser una organizaci?n con experiencia, con voluntad, que disponga de tiempo: las reservas de la fuerza publica. Los recursos: del municipio, del departamento y del estado. Los alumnos: polic?as, defensa civil, soldados, comuneros, profesores y alumnos de colegios, padres de familia: Todos, sociedad y sus fuerza vivas.

    • De hecho, al mejorar la calidad del alumno, del ente estatal responsable de brindar seguridad, y al mejorar la capacidad de entender los objetivos y derechos del ciudadano, pero tambi?n sus deberes, mejora la seguridad.

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -