17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

Tiempo de agresiones

Es tendencia

¡Y refundaron a Claudia!

¿Y quién controla?

- Advertisement -

Neverg Londoño Arias

La agresión se define como la actitud de atacar a alguien con la intención de causarle daño. En medio de su furia el agresor busca la manera de golpear a su oponente, destruirlo y hacerlo desaparecer. Esta conducta es propia del ser humano y su patología es conocida como “Trastorno Explosivo Intermitente”: “percepción distorsionada de la realidad” que tiene su origen en impulsos, frustraciones, trastornos del comportamiento, traumas y lesiones físicas y mentales. Se considera como génesis de estas conductas la disfuncionalidad de los hogares, la marginalidad, el abandono, las amenazas y el miedo. Algunos trastornos psicológicos reafirman estos comportamientos: trastorno límite de la personalidad, bipolaridad, estados depresivos, esquizofrenia, hiperactividad, déficit de atención y estrés. La agresión puede perseguir ventajas en todos los estados de la vida económica y social.
La agresión verbal se utiliza para sobreponerse a las fortalezas del otro, disminuirlo, minimizarlo y crear ambientes negativos en su entorno. En la agresión física se usa la fuerza para golpear e igualmente para dominar; las armas se convierten en continuidad de las manos y el cuerpo. El castigo físico “es uno de los niveles más altos de agresión” y hace de la víctima un potencial agresor. Los hombres son más propensos que las mujeres a la agresión física y la defensa la motiva el miedo como forma de autoprotección.
Las guerras son formas de agresión y llenan las páginas de la historiografía. Son consecuentes con estructurar sociedades, dominar sobre nuevos territorios y sus recursos y generar cambios importantes en la población. La guerra de agresión ha sido considerada como delito por la Corte Penal Internacional.
Una de las víctimas de todas las formas de agresión en el mundo es la población infantil, la sociedad del futuro. Los niños se enfrentan a una formación sin horizontes, víctimas todo tipo de males sociales, matrimonios tempranos, violencia y comercio sexual, obligados desde temprana edad a participar en el sostenimiento de la precaria economía familiar. Las guerras agresivas de los enemigos de su pueblo los llevan a conformar con los mayores las listas de muertos, heridos, mutilados, inmigrantes, desaparecidos, perseguidos, marginados y refugiados.
“El día internacional de los niños, víctimas inocentes de agresión”, ha sido establecido por la Organización de las Naciones Unidas el 4 de Junio de cada año, “buscando sensibilizar sobre los abusos físicos, mentales y emocionales que padecen los niños en contextos de violencia y guerra”.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -