15 C
Pereira
lunes, mayo 20, 2024

Tenemos que salvar la Cuenca del Otún

Es tendencia

- Advertisement -

Luis García Quiroga
Columnista

Es evidente la mala fe de los invasores que alegaban derecho a vivienda digna en un extenso predio en la Cuenca alta del río Otún. Este caso es un ejemplo de lo mucho que se puede hacer para salvar la Cuenca y evitar que en el futuro, la ciudad se quede sin agua.

Si alguien tiene 34 vacas, gallinas, cerdos y siembras, resulta inane que invoque derecho a vivienda digna y recurso de amparo para pagar un abogado.

Además, es sentencia unificada de la Corte Constitucional, que no procede la Acción de Tutela contra sentencias judiciales, como en efecto ocurrió en el proceso adelantado por Aguas y Aguas, Cárder, Parques Nacionales y el Municipio de Pereira conforme a derecho, para recuperar un bien que le hace mucho mal al entorno ambiental.

Claramente, arriba de la bocatoma del acueducto de Pereira, en plena Cuenca alta del río Otún, (32 mil hectáreas) es zona sagrada para casi un millón de habitantes de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal.

He visto en la vereda Volcanes, que es parte de la Cuenca, el deplorable impacto que se registra tanto por la deforestación causada por la ampliación de la frontera de potreros y fincas, como por el ganado que va erosionando y horadando la tierra hasta producir grandes derrumbes y desprendimientos de la capa vegetal.

Y he leído la extensa sentencia que con sano criterio jurídico el pasado jueves profirió la juez Gloria Teresa Chica Giraldo. El fallo niega por improcedente la Acción de Tutela de los invasores, que al igual que otros tantos en ese territorio sagrado, aún siendo propietarios o tenedores de buena fe, contaminan, lotean, construyen sin permiso, subdividen las viviendas existentes aumentando la población y así, vienen de tiempo atrás, afectando negativamente el bien más preciado de cualquier territorio: el agua.

Hay que destacar el significativo alcance de gobernanza y combinación de esfuerzos de las cuatro entidades públicas que activaron la denuncia en la Fiscalía para conjurar la abusiva ocupación y recuperar lo invadido, esfuerzo que es necesario multiplicar para recuperar otros predios, evitar las construcciones piratas, la superpoblación de La Florida, en fin, poner orden en el territorio más importante de nuestro hábitat.

Desde hace varios años los propietarios y poseedores de buena fe en la Cuenca, quieren vender. Añoramos los tiempos en que las Empresas Públicas de Pereira compró centenares de hectáreas que hoy le permiten solo a Aguas y Aguas, manejar seis mil hectáreas de la Cuenca alta, protegiendo, sin duda, el patrimonio más valioso de los pereiranos.

Que quede claro: En la Cuenca del Río Otún no queremos medio ambiente, lo queremos entero.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Coincido plenamente con la opinion de Luis Garcia. Desde hace mas de una decada no iba a la cabezera del corregimiento de La Florida y encontre el lugar sobrepoblado y urbanizado. Hay extensiones que se venden por lotes con autorizacion de la Curaduria. Estas construcciones deben demolerse o crear un extraimpuesto predial por hacerse en predios de reserva ambiental.

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -